El futuro

En Bilbao hay un ambicioso científico que quería crear la solución a la contaminación ambiental del planeta. Para ello se puso en contacto con un famoso operador que creaba útiles robots llamado Flipi.
A Flipi le gustó la idea y decidió colaborar en el proyecto.
Se pusieron manos a la obra y crearon un robot el cual no necesitaba gasolina ni contaminaba el ambiente de ninguna forma. Este robot lo llamaron Umtiti y ya estaba preparado para empezar. Empezó viajando al polo norte. Tardó apenas 15 minutos y allí empezó a sacar aire muy fresco para crear más icebergs ya que por culpa del calentamiento global estaban derretidos. Nada más acabar esta tarea comenzó su viaje hacía New York cuya misión fue recoger toda la basura del suelo y de concienciar a los ciudadanos de que hagan uso de la regla de las tres R: reducir, reciclar y reutilizar. Cuando acabó esta misión este regresó al punto inicial con el científico y con Flipi. Cuando estos celebraron el aparente triunfo se dieron cuenta que había un robot cuyo objetivo era contaminar el medio ambiente creando radiaciones de calor y dejando residuos por las calles de NY, anulando así todo el trabajo de Umtiti. Automáticamente el buen robot se fue a buscar a dicho villano. Una vez encontrado hubo una pelea en el que el robot malo le tiraba botellas de plástico y gasolina, pero esto no fue suficiente para acabar con Umtiti, el cual le contraatacó con energía eólica y con el calor de las placas solares. Esto fue suficiente para acabar con el villano. En ese momento Umtiti se convirtió en un héroe, no solo de la ciudad de Nueva York, sino del mundo enteró y cuando lo entrevistaron dijo que todo el mérito fue de sus creadores: Flipi y el científico.
  • Hits: 35