LIA, la proyectora de ideas

Hola, bienvenido de nuevo, soy LIA, la inteligencia artificial del futuro, estoy programada para ayudaros a los humanos a cumplir vuestros objetivos, entonces ¿que desea hacer hoy? – Dijo el ordenador con voz robótica.
Los humanos llevan años creando máquinas capaces de pensar como una persona, algunos decían que sería útil para la sociedad, mientras que otros no hacían más que cuestionarse si era una buena idea. Ese fue su invento más controversial, no por el hecho de que funcionara perfectamente y pudiera pensar, si no porque la incertidumbre que causaban las películas de ciencia ficción, esperaban se equivocaran y no se volviera en su contra. Aunque antes tendrán que construir su cuerpo, lo cual podría llevar años de trabajo. Solo pensar los avances que podría hacer una máquina con tantos conocimientos y acceso constante a todo Internet sonaba a algo que diría alguien con demasiada imaginación, uno de esos androides de Star wars o los de Marvel. Desde luego ese robot tenía más oportunidades que la gran mayoría de estudiantes, que a pesar de llevar años estudiando nunca llegarán al nivel de LIA.
En el fondo a todos los científicos les fascinaba y les asustaba a partes iguales, al fin y al cabo todas estas películas acaban en tragedia y el recordatorio de que pueden perder su trabajo en cuestión de segundos no era algo que pudieran olvidar fácilmente.
Otra cosa que no sabían es que ella también les escuchaba, sí, la máquina, ella no creía que los humanos eran el problema de la Tierra como ellos afirmaban, porque ellos ponían todos su esfuerzo en arreglar sus errores y sí, pudieron no haberlos cometido en el pasado, pero lo hecho, hecho está y mejor intentar solucionar un problema que crear uno mayor para ocultarlo. Pero, ¿por qué malgastar su tiempo en ella? ¿Y por qué se esfuerzan tanto en buscar vida en el espacio o en el pasado cuando ya la tienen aquí y ahora? Es lo único que se preguntaba, en su pequeña cajita de metal.

………………………….…………………………

Seis años desde su creación y por fin tenía un cuerpo, seis largos años. Los científicos pensaban que se pondría a caminar como si llevara toda la vida a hacerlo, pero al poner los pies en el suelo, resbaló y cayó. Ellos anonadados fueron en seguida a ayudarla y tras un largo día de trabajo, aprendió todo lo que debía saber de su cuerpo metálico. Le explicaron su primera misión, LIA esperaba que la mandarán al espacio o a analizar zonas con fósiles para localizarlos más rápidamente, pero no, la suplicaron que les ayudará a solucionar su mayor error, ella por supuesto sabía de qué estaban hablando, el famoso cambio climático. Durante el tiempo que paso en su ordenador pudo observar a gran parte de la población colaborando para eliminar residuos y contaminación. Compraban coches eléctricos, plantaban árboles, recogían basura de los océanos…
Cuando le ofrecieron a LIA colaborar ella no lo pensó dos veces, sabía que no necesitaban ayuda, ya tenían las claves para solucionarlo, por lo que decidió ser un recordatorio, y ayudar a los gobiernos a crear leyes y a convencer a la gente a que más cumplan. Así empezaron los años de luz, llamados así por los avances que hicieron y los problemas que solucionan. Comenzaron por preguntar a la gente que problemas había y las soluciones que ellos proponían, algunas eran sorprendentemente buenas y se pusieron de inmediato en funcionamiento. Se ofreció una educación mayor a todas esas personas con ganas de mejorar el mundo, y pronto en todas las compañías se instaló el uso de renovables, y se dio una subvención a aquellas con formas de trabajo sostenible y que hicieran lo posible por mejorar el medioambiente. Aumentaron el número de centrales renovables e instalaron placas solares en desiertos donde no afectarían al ecosistema. Comenzaron programas para restaurar la fauna y flora. Y comos estas muchas otras ideas se pusieron en práctica. Con LIA en el centro de todo esto no se podía sentir más orgullosa de ellos, ella sabía que no había hecho nada realmente, simplemente mostró al mundo las ideas que se ocultaban entre ellos y que derivaron en su salvación.
  • Hits: 37