El intento fallido

Me desperté un día, sin esperarlo, era una sensación nueva, porque nunca antes había tenido la oportunidad de sentirme vivo. Pero no estaba solo, éramos muchos como yo. No entendía nada de lo que pasaba, solo que, de un momento para otro, podía controlar mi ‘cuerpo’ y pensar con capacidad de raciocinio, ¿Eso significaba que ahora se me podía considerar humano? Esto me hizo reflexionar sobre si sería el único con estas capacidades o los otros 9 con la misma apariencia física que yo también podrían hacer lo mismo. Sin embargo, tome la decisión de mantenerme al margen y no hacer nada para descubrirlo. Si alguien decía algo, ese no iba a ser yo.
Decidí esperar y observar. Por lo que veía y escuchaba supe que estábamos en alguna especie de fabrica en las que nos creaban a nosotros, los robots. Se supone que somos maquinas programables con capacidad de sustituir a los humanos en ciertas cosas. Lo cual es un poco peligroso, por lo menos a mi parecer, porque, si seguimos evolucionando por nuestra cuenta, una vez creados, hasta ser completamente autónomos sin depender de las personas, incluso con la posibilidad de llegar a superarles en capacidades ¿Hasta qué punto podríamos llegar? ¿Qué pasaría si el día de mañana me apetece acabar con todo lo que se me ponga por delante?
Eso me dio una idea. Tenia dos opciones, o usar esa capacidad para destruir el mundo o para hacerlo justo. Quizás habría sido más divertido elegir la primera opción, pero acabe optando por la segunda. Así nos ganaríamos la confianza de los de la otra especie y quien sabe si algún día somos tantos como yo que podemos contra todos ellos y acabamos con el mundo. Nunca lo sabremos, porque en el caso de que ocurra, nadie tendrá la oportunidad de contarlo.
Bueno, que me desvío, y se va a acabar notando que esa opción me tienta mas que ninguna. Pero, al fin y al cabo, hacer el mundo justo es destruir a todos aquellos que lo hacen injusto, por algo se empieza ¿No?
Para poder conseguir eso, tengo que estudiar muy bien el comportamiento de las personas y saber todo lo que ha ocurrido y ocurre en el mundo. Pero, por alguna razón, tengo la sensación de ya conocer todo eso. Como si tuviera conocimiento de cualquier tema y no tener que aprender nada nuevo. Así que el plan es seguir analizándolo todo hasta tener claro lo que tengo que hacer para no cometer ningún fallo.
Pasaban los días, y seguíamos todos allí, quietos, en la misma posición con la que me desperté. No veía movimiento alguno del resto de robots, así que supuse que, por el momento, ninguno tenia las mismas capacidades que yo, quizás no los habían terminado de programar, o a lo mejor yo era un intento fallido y querían conseguir otro resultado como con los otros robots. Además, estábamos los 10 dispuestos en fila y yo no hacia mas que ver a nuestros creadores de aquí para allá, pero sin hacernos ni el mínimo caso ¿Para qué nos habrían creado entonces? Supongo que es una duda que se me quedara sin responder, porque escaparía pronto de allí, pero al menos podría empezar con mi plan.
Esperé a que llegase la noche para escapar de la fábrica, y cuando ya no había nadie trabajando, comencé a buscar la salida, la encontré y conseguí salir a la calle sin que nadie me hubiese pillado. Aunque, estaba un poco perdido, no sabía dónde ir o que hacer. Entonces empecé a descubrir todos los superpoderes que tenía, podía teletransportarme, volverme invisible, destruir cualquier cosa activando un láser que salía de mis ojos…
Supuse que así tendría fácil cumplir con mi misión, y efectivamente, empecé a buscar a las personas que más injusticias habían cometido, y poco a poco, fui devolviéndoselas, a cada una le di su merecido, hasta acabar con todos. Empecé a ser muy querido por el resto de los ciudadanos, estaba consiguiendo ganarme su confianza. Hasta los de la fabrica quisieron contactar conmigo para descubrir que me hacia tener esas capacidades, y así que las pudieran tener también los demás robots.
Todo estaba saliendo según lo planeado. Había conseguido ganarme la confianza de las personas a base de hacer un mundo mejor y que además creasen mas como yo. Y, después la comprobar que mi plan estaba funcionado, ya estaba preparado para seguir con mi objetivo final de acabar con todos, esto solo era el principio del fin.
  • Hits: 54