Juntos para siempre

En el aeropuerto de Kansas City, Alex se preparaba para mudarse a Ohio, donde estudiaría los próximos años medicina tal y como se lo había prometido a Emma. Él se preparaba para despedirse de su familia ya que estarían a muchos kilómetros de distancia y no podrían verse muy frecuentemente. Saltó el último aviso en relación con su vuelo y justo en el momento en que se fue a dar la vuelta para irse, Emma se echó a sus brazos y le hizo prometerle que siempre la pondría al tanto de todo lo relevante en su vida. “Te quiero Alex” fueron sus últimas palabras.

5 años después…

Día 1 (15 de marzo de 2018)
Emma, hoy se cumple un año desde que terminé la carrera. Ya llevo seis meses de prácticas en Cleveland Clinic, en Ohio, tal y como tú y yo soñábamos antes.

Día 2 (20 de marzo de 2018)
Hola de nuevo Emma, esta vez te escribo para decirte que por fin estamos llegando a algo con la investigación de la fibrosis quística. Mis compañeros y yo hemos averiguado que quizás habría alguna forma de poder curarla, al menos temporalmente.

Día 3 (1 de abril de 2018)
Siento mucho no haberte escrito antes pero mi equipo y yo hemos estado muy ocupados experimentando más a fondo con lo que te dije el otro día y, ¡adivina que!, al habernos especializado en el campo de mutaciones genéticas hemos descubierto que, además de poder tratar esta enfermedad con moduladores reguladores de la conductancia transmembrana de la fibrosis quística, existe la posibilidad de modificar el gen regulador de forma que las mutaciones genéticas formadas en ciertos genes puedan ser eliminadas y así suprimir el gen defectuoso que ha provocado la enfermedad y por tanto en un futuro podríamos curarla de la mayoría de los pacientes.

Día 4 (7 de abril de 2018)
Te acuerdas de que me encontraba muy feliz con el descubrimiento de esta enfermedad, pues al final resulta que no era tan fácil como parecía. Lo comenté con varios de mis compañeros y claro está que para poder eliminar el gen defectuoso portador de esta enfermedad, deberíamos de ser capaces de eliminar las mutaciones provocadas por él y esto pensábamos hacerlo con la nueva técnica CRISPR que, en resumidas cuentas, es un especie de corta y pega del ADN gracias a la cual podríamos eliminar ese gen defectuoso e intercambiarlo por otro que no provocase esa enfermedad, el único problema con el que nos encontramos es que puede dar lugar a diversos problemas genéticos y efectos secundarios que podrían afectar a órganos vitales.

Día 5 (17 de septiembre de 2018)
Emma, hacía mucho que no te escribía pero la verdad es que he estado liadísimo con esta investigación. Parece ser que hemos encontrado una nueva pista que podría ayudarnos en el caso pero tampoco hemos querido tener mucha esperanza no vaya a ser que no resulte en algo importante. Dejando esto a un lado hay algo que me apetecía mucho contarte, este verano hemos conseguido que el director del hospital diera su aprobación a un nuevo proyecto con muchas y muy buenas expectativas, el Proyecto Emma.

Día 6 (12 de diciembre de 2018)
Siento mucho que te escriba tan tarde pero ya no tengo muchas ganas de hacerlo tan a menudo porque siéndote sincero, seguimos sin tener grandes avances aunque ya me imagino que me dirías algo como que llevamos muy poco tiempo y cosas así pero Emma, tú me conoces y sabes perfectamente que si quiero conseguir algo no pararé hasta hacerlo y esa es mi promesa para ti, no pararé hasta descubrir cómo curar de una vez por todas la fibrosis quística.

2 de febrero de 2019
Querido Alex,
Primero empezaré por decirte algo obvio, que te quiero. Te conozco y sé que seguramente estarás leyendo esta carta tiempo después de lo que seguramente ocurrió y la verdad es que no te culpo, seguramente yo habría hecho lo mismo. Sé que te espera un increíble futuro y que descubrieras muchas cosas que otros no hicieron. Solamente te escribo esto para decirte que lo que pasó no fue algo que te debería impedir avanzar sino un impulso y ayuda para mostrarte todo por lo que puedes llegar a luchar. Eres lo mejor que nunca me ha pasado y lo único que te voy a decir es una cosa que te quiero obligar a prometer, cura esa maldita enfermedad Alex, sé que lo conseguirás, hazlo por mí y por todas las demás personas que han tenido que sufrir sus terribles consecuencias.
Gracias por todo hermanito, fue un honor vivir a tu lado.

Terminé de leer la carta de Emma mientras observaba el océano que se extendía a mis pies. Sé libre y feliz hermanita, susurré.
  • Hits: 90