Skip to main content

El reciclaje

Érase una vez una ciudad llamada GOTHAN. Era un lugar donde la gente no sabía qué hacer con su basura y la tiraba a la calle.
Pronto todo quedó cubierto de basura y los barrenderos/as no podían recoger tanta basura y mantenerlo todo limpio, ya no había espacio para jugar, todo olía mal y la gente empezaba a ponerse triste y enferma. Esta situación no gustaba Rafa, Iker, María.
Hablaron y hablaron y no encontraron una solución, de pronto algo extraño ocurrió, un pájaro lo escuchó y entonces les dijo “No os preocupéis, mirar que fácil lo tenéis, esperad un poco y ayuda tendréis”.
Se pusieron muy contentos al escuchar las sabias palabras del pajarito, de pronto se escuchaba una canción “si quieres ayudar, aprende a reciclar, clar, clar aprende a reciclar….”
Rafa, Fátima e Iker, se quedaron asombrados, se preguntaban “¿Quién canta?”
A lo lejos, vieron cómo se acercaba un señor con una túnica de color azul oscuro. Al llegar a ellos y les dijo “Buenos días, yo soy Domingo, soy el mago del reciclaje. Un pajarito me ha contado que tenéis un grave problema con la basura. Yo os voy a ayudar con el problema que tenéis con los residuos. Os voy a enseñar a reciclar.”
De pronto el mago Domingo alzo la varita y lanzo un conjuro, de pronto apareció un contenedor de color marrón para que depositaran los restos de alimentos de pescado, plantas, cáscaras de huevo, frutas o servilletas y papel de cocina usados.
Otra vez el mago Domingo realizó el mismo movimiento con la varita y surgió otro contenedor, pero esta vez de distinto color, ahora era de color azul, el mago exclamó en este contenedor solo podéis introducir papel y cartón, envases de alimentación, papel para envolver, papel de uso diario…
Y otra vez hizo el mismo movimiento con la varita y surgió otro contenedor, pero esta vez era de color verde, el mago gritó en este contenedor hay que pone las botellas vidrio (vino, cava…), frascos de vidrio (como perfumes o colonias) o tarros de alimentos (mermeladas, conservas, etc.)., los niños estaban impresionados pero el mago aún no había acabado.
Al lado de los tres contenedores el mago Domingo hizo aparece otro contenedor, pero ahora de color amarillo que servía para guardar botellas de plástico, latas de conserva y de bebidas, tapas y tapones de plástico, metal y chapas, bandejas de aluminio, papel film y papel de aluminio, aerosoles….
Al día siguiente llegó el mago Domingo y les enseñó un nuevo contenedor, ahora de color gris y exclamo aquí debéis tirar todos aquellos residuos que no se reciclan ni pueden usarse para hacer compost (un abono natural resultante de la acción de bacterias, hongos y gusanos sobre los residuos orgánicos) …
Toda la ciudad se quedó impresionada, con aquel hombre que había creado unos recipientes para poder separar los residuos de forma eficaz y efectiva.
Uno para los restos de comida(marrón), otro para el papel, cartón (azul), otro para el vidrio (verde), otro para plásticos (amarillos) y el ultimo es para residuos que no pueden reciclarse o usar para el compost (gris).
Pero lo que más sorprendió a los habitantes de Gothan fue el poderoso conjuro que lanzó a la ciudad entera diciendo “la magia del reciclaje aprenderéis. Mentalízate: ¡No lo tires, RECICLA!”
En poco tiempo, todos los habitantes de Gothan empezaron a dejar toda su basura en los contenedores, empezaron a reciclar. Se imaginaron que su ciudad era como un cristal. Que si no lo limpian se puede ensuciar.
Y así, en menos de una semana todas las calles quedaron impecables.
Recicla porque el planeta lo vale
Chinoso Emma
  • Hits: 156