Pensamientos de un fantasma

Desde niña pensé que lo más hermoso que había era el cielo, podía pasar horas y horas tumbada en el césped con la mirada perdida entre las nubes y los colores causados por el reflejo de la luz, recuerdo que mi padre una vez me dijo que el azul del mar era causado por el reflejo del cielo.
Ahora solo puedo mirar con melancolía toda esa belleza destruida gracias a la gente de ahora. Lo único que hacen es mirar a unos aparatos llamados teléfonos móviles y solo piensan en su apariencia, su popularidad, cosas sin importancia cuando podrían estar disfrutando de la vida.
Recuerdo que, una vez, fui hasta un hospital, tenía un laboratorio pero han cambiado mucho desde la última vez que vi uno, hay mucho material nuevo como pipetas, probetas, tubos de ensayo, gradillas, microscopios, buretas, entre otros y todo el espacio era blanco y luminoso.
Vi a unas personas vestidas con protección, supongo que eran los científicos que trabajaban allí, hablando de células madre o algo así, que ayudarían a muchas personas enfermas y podrían encontrar curas para enfermedades, el problema era que eran escasas y mucha gente estaba en contra de su uso ya que su obtención dependía de sacrificar vidas humanas en desarrollo, a los que llamaron fetos o embriones.
Ahora que lo pienso, a ese acto lo denominaron de alguna forma y mencionaron que había mujeres que lo hacían voluntariamente, al contrario que otras personas estaban en contra.
La humanidad discute con ella misma y quieren poder enfrentarse a todo todos juntos, si eso fuese así, no existirían las guerras ni los conflictos, algo imposible. Si todos tuviésemos la misma opinión seríamos un mundo monótono, no habrían bandos ni equipos que defiendan sus ideas, no eso tampoco es una buena idea.
Por lo que veo, la ciencia en sí misma ha avanzado mucho los últimos años. Cuando aún caminaba por la tierra mojada en días lluviosos miraba los árboles y los animales que vivían por allí, incluso algunas veces llegaba al punto de poder acariciarlos. Me gustaba sentir todo a mi alrededor, todas las sensaciones en mi piel, y sentía mucha curiosidad por ello. Me hacía preguntas: ¿Cómo lo sentía? ¿Por qué? ¿Qué es realmente una sensación? ¿Por qué me hago tantas preguntas? Nunca las respondí y, supongo, que estoy aquí por eso, para poder responder todas mis dudas que desde mi niñez me abruman. Que divertido, un alma en pena buscando respuestas que ahora se enseñan en un colegio, en una clase, en una asignatura a la que llaman biología.
Ah… el colegio, siempre soñé con ir al colegio, tener amigos, preguntar tus dudas a expertos en diversos temas, desear que llegue la hora del recreo y jugar con tus compañeros hasta que termine. Nunca pudo ser, estudiaba en casa y mi madre era mi profesora.
Los pensamientos de un fantasma son muy dispersos y diversos, ni pienso con sentido, simplemente pienso las cosas tal cual me vienen a la cabeza, ¿curioso no?
  • Hits: 30