Identidad irremplazable

Año 2146 en una sociedad futurista en la cual ya se han inventado coches que no tocan el suelo, energía casi ilimitada y androides que sirven a los humanos. Uno de estos androides es Mark-030246 un androides de último modelo con el nombre de "Jack", Jack es el mayordomo de una familia adinerada con 5 miembros (contando androides): el padre Paul, la madre Sandra y la hija Jackelyn, luego están la ama de llaves y el mayordomo androides (Sarah y Jack respectivamente).
Un día de febrero nevado Jacky, abreviación de Jackelyn, aprovechando que no estaban sus padres y que los androides no podían decir que no a una orden humana fue a jugar a la nieve junto a Sarah mientras Jack hacía las tareas del hogar. Tras unas horas jugando Jack oye un golpe, cuando sale a ver que ha pasado se encuentra a Jacky en el suelo y a Sarah con la mano ensangrentada en ese momento y solo ese momento Jack siente algo inusual, de normal los androides no tienen emociones al ser robots y porque carecen del lóbulo límbico del cerebro pero en ese momento Jack sintió algo… alivio, pero solo duró un momento y cuando volvió a ser el de siempre cogió a la niña y se la llevó a la unidad de cuidados intensivos instalada en la casa para ver si había que avisar a los padres para que la llevasen a urgencias, pero, cuando la puso en la cama para que la escanearan Jack se dio cuenta de algo, algo que le revolvió el estómago pese a no tener, algo que hizo que se le encogiera el corazón pese a no tener, entre toda la sangre en la cabeza se veía algo grisáceo, el golpe de Sarah había alcanzado el cráneo.
Cuando terminó el escáner Jack pudo confirmar que no solo Sarah había alcanzado el cráneo de la niña sino que lo había fracturado, en ese momento Jack se dirigió a la sala de hologramas para llamar al señor y señora de la casa cuando Sarah sin que Jack lo detectara se posicionó detrás suya y con una palanca le asestó un golpe en la cabeza que si no fuese porque estaba hecha de titanio se la habría abierto de par en par pero que no pudo parar que le desconectarse un par de cables debido a la intensidad del golpe.
Los androides de último modelo cuentan con una característica única que les permitía autorrepararse, aunque esta llevaba su tiempo, por lo que en una hora los cables de Jack se repararon y conectaron por sí solos por lo que Jack volvía a estar operativo pero había algo que no se había reparado del todo Jack sentía algo y no solo que debía encontrar a Sarah y destrozarla, también sentía el aire en la parte de arriba de la nuca, justo donde le habían asestado el golpe antes, pero cuando iba a confirmar porque pasaba esto vió a Sarah en el jardín con una pala enterrando a la chica mientras decía algo, al acercarse Jack pudo escuchar lo que decía: "Cuando fia a ver lo ocurrido Jack me golpeó por detrás y me dejó inconsciente al lado del cuerpo de Jackelyn, lo siento, no pude hacer nada". -Esa bastarda me va a echar toda la culpa a mí- pensó Jack y acto seguido cogió unas tijeras de podar y antes de que Sarah pudiese reaccionar le clavó las tijeras en su sucio cráneo de plástico reforzado y se dio cuenta de algo algo que le heló la sangre, Sarah sangraba y llevándose las manos a la cabeza se tocó la zona del y tocó algo blando.
Cuando Paul y Sandra volvieron a casa lo único con lo que se encontraron fue con el cuerpo de su hija y su sirvienta, una carcasa vacía con el nombre de Jack y una pintura en la pared con sangre que ponía "¿Qué soy?".
Ese día era un tres de febrero de 1146.
  • Hits: 40