Ivet

1966, Maler (Lance)

Un día como otros muchos todo el mundo en el pequeño poblado de Maler se despertaba con total normalidad, Álex un anciano lleva viviendo en ese poblado desde que nació, él ha vivido todo lo ocurrido allí desde ese momento desde la industrialización hasta el abandono industrial a causa de la mala calidad del aire ya que estaba contaminado. Él sabía lo que podía causar quedarse en un lugar como ese, pero debido a que estaba ocurriendo un gran conflicto bélico a nivel mundial si debía morir prefería hacerlo en su lugar de nacimiento donde ha pasado tanto tiempo y donde descansan todos sus seres queridos juntos.

Desde el comienzo de la guerra varias familias llegaron en busca de refugio y escondite, en el pueblo se les acogió por todos y cada uno de los habitantes sin queja alguna, ya que estás familia aportaban vidas jóvenes, todos los jóvenes se fueron al comienzo del abandono industrial ya que los padres de familias tenían que buscar empleo y se fueron a la gran ciudad, Lodes, a unos 200 km y para llegar hasta allí no hay ningún transporte público la única forma de llegar era con coche. Entre todos los habitantes les dieron empleo y hogar a las familias nuevas por el pueblo.

Álex acogió a una familia en su lugar de trabajo, el se disculpaba por no poder ofrecerles más ya que lo único que les podía ofrecer era una pequeña parcela para cultivar los cultivos de época, el padre de familia, Marc, y su esposa, Consuelo, le estaban agradecido de corazón. Estos dos venían de la gran ciudad, sus hogares desaparecieron y perdieron sus empleos, desde entonces Consuelo se quedó como ama de casa cuidando de su hija Ivet en la casa de su suegra y Marc iba trabajando en pequeños trabajos temporales. La madre de Marc estaba enferma de gravedad y Consuelo se hacía cargo de ella, lamentablemente un día empezó a tener molestias de mayor grado de peligrosidad pero debido a la situación económica de la familia no se pudieron permitir la medicación recetada por el médico, la madre de Marc tras mes y medio falleció tras esto decidieron que deberían irse a algún pequeño pueblo alejado de la guerra para poder reorganizar su vida y eso hicieron.

Tanto Marc como Consuelo empezaron a trabajar desde que les ofrecieron el puesto de trabajo, Ivet su hija apenas tenía 4 años así que no podía ayudar en el trabajo. Álex se ofreció para cuidarla ya que debido a un problema de espalda no podía trabajar correctamente la tierra. Desde ese momento Ivet pasó todas las mañanas y gran parte de las tarde con Álex, él le enseñaba diferentes cosas debido a que en ese pequeño pueblo no había una escuela, así Ivet con tan solo 5 años ya sabía leer, escribir y hacer sumas de pequeñas cifras, los padres contentos se lo agradecían a Álex de todas las formas posibles pero él lo hacía ya que le agradaba mucho estar con niños pero él nunca pudo tener un hijo ya que su esposa falleció embarazada de su hijo. Marc y Consuelo cuando iban los sábados al mercado contentos con los resultados de su hija le decían a todo el mundo.

Al día siguiente se presentaron dos familias, él aceptó gustosamente, las familias intentaron pagarle pero él no lo aceptó, era un señor mayor que ya no necesitaba ese dinero en cambio ellos aún tenían toda la vida por delante. Se fue corriendo la voz y cada día aparecían familias nuevas y estás dejaban en las manos de Álex la educación de sus hijos, al final no cabían más personas en su casa.
Entre los padres de los niños habían varias personas que tenían conocimientos en la construcción y con limitados recursos construyeron una escuela provisional que esperaban poder reformar más tarde. Era un aula que disponía de un aforo de 45 personas aunque aún no estaba completo, con los pupitres suficientes y una pizarra, cosa que para Álex era todo un lujo de la gran ciudad. De pronto un día la madre de una niña, Paola, se presentó en casa de Álex, está le suplicó que le dejase ayudar en las clases ya que para esta la docencia era su sueño, Álex aceptó.
Un día Álex cayó enfermo, por suerte los niños no se quedaron sin profesor ya que estaba Paola pero estaban muy preocupados por Álex. Álex no pudo ir tras varios meses, un día se presentó en clase tenía un aspecto pálido y cansado pero un rostro sonriente y feliz, todos los niños fueron corriendo a abrazarlo, tras unos minutos Álex se fue a su casa.

2 de marzo de 1669 Álex falleció a causa de años de inhalación de un aire contaminado.
  • Hits: 70