Los últimos recuerdos antes de desaparecer

Miro por la especie de ventana que está frente a mí y recuerdo mi casa junto al estero, pero al atravesarla vuelvo a recordar que estoy lejos. Es una de las cosas que aún me siguen impactando de este lugar, la sensación en mi cuerpo al cruzarla, sentir su inmaterialidad y las especies de ondas que se mueven y tocan mi cuerpo al pasar, definitivamente era algo bastante extraño, sobre todo mi sensación y el vibrar de mi cuerpo.

Habían otras cosas que no me resultaban tan extrañas, es como si las hubiera conocido de antes, como el aparato que sirve para purificar el ambiente, me imagino que recogerá células muertas y quien sabe que cosas más, parece una especie de hongo pero no es orgánico o puede que sí, a lo mejor en base a otro elemento que no sea el carbono, pero yo le digo hongo de todas formas y nadie me corrige, no son cosas que importen y la comunicación no es tan fluida tampoco, o al menos eso es lo que percibo.

Empecé a mirar a mi alrededor tratando de darle sentido a la materialidad o inmaterialidad de las cosas, recorriendo con mi mente el sitio sin moverme y tratando de dejarlas guardadas en algún lugar de mi mente. Estaba haciendo una especie de registro que no sabía si sería posible rescatar luego, tratando de usar lo conocido para describir lo desconocido.

Estaba pensando en eso cuando él interrumpió mis pensamientos apareciendo frente a mí, no lo vi llegar, suele ser así, me pregunta si estoy lista y le digo que no lo sé, crece un silencio. No sé cuánto tiempo transcurre, me cuesta dimensionarlo. Aquí todo parece atemporal no sé bien cómo explicarlo.

Me guía por un pasillo estrecho, creo que no caminamos mucho, pero tampoco de eso tengo certeza. La sala es grande, hay una silla en el medio similar a las nuestras, pero de un material distinto, con esa consistencia extraña que se mueve como si fuera un metal, pero visto desde sus partículas con sus electrones nadando. Es algo que me imagino, algo cercano para poder explicarme las cosas que veo y siento, pero en realidad es imposible hacerlo. Me siento y sobre mi cabeza hay una especie de cubo que comienza a girar y con cada vuelta me voy dejando llevar lentamente hasta desaparecer.
  • Hits: 52

ESCOLA D'ESCRIPTURA

EUSKAL ETXEA

AEELG

EDITORIAL GALAXIA

METODE

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

EL HUYAR

AELC

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

IDATZEN