Talassa Talassa

¡THALASSA! ¡THALASSA!


El asteroide 1998 OR2 es un queso Gruyére que mantiene la inercia del ultimo sistema solar que lo catapulto. Miles de Scarabaeus laticollis 3l, máquinas con cerebro nivel insecto, mantienen un trabajo continuo sobre el cuerpo celeste. Todo mineral aprovechable es extraído y llevado a la nave.
“La nave” es una colosal barca espacial llena de almas. La embarcación de Atum.

4us* es el androide navegante de esta barcaza que como vela usa un asteroide. 4us porta una tela con efecto de parche y clama:
-. ¡Ar marineros de agua dulce ¡- Con un potente sonido metálico al espacio. Su cabeza imita en apariencia a un ave y su cuerpo es la mezcla entre diseño humano e insecto. En su torso una placa porta el jeroglífico.

4us es una broma de viejos diseñadores terrestres. La barcaza lleva navegando en la negrura del espacio más tiempo del que cualquier humano hubiera podido imaginar. En su interior la mayor invención sobre biología y química mantiene humanos en proyecto, aún en conservación. 4us sigue con su primer y único propósito encontrar un planeta que pueda albergar vida. Sus piezas han sido intercambiadas múltiples veces, aprendió a forjar algunas. Fue un momento divertido en su larga vida como androide. Se hacia llamar Socar, martilleaba ritmos muy rockeros e intento herrar a un Scarabaeus laticollis 3l. Una gran historia en los datos de 4us.

Pero es este periodo cuando la mayor aventura se cruza con 4us. Tragedia y leyenda se arremolinan en su camino. Entre sus defectuosos e irracionales gritos que harían sonrojar a un marinero. Algo sucedió, los datos llenaron todos los visores de 4us, informaciones en cascada. Datos climatológicos, gases. Los sensores de 4us eran un enjambre de langostas atacándole. Se recostó sobre el panel. Conectándose. La energía extra fluyo junto a las cifras. Su propósito por fin se había cumplido. Mando al enjambre de Scarabaeus laticollis 3l devorar al asteroide y cuando esta tarea estuviera terminada se acercarían al Ahora bautizado como Nilo. 4us funcionaba sin ningún fallo, empezó todas las tareas dispuestas para el hallazgo, preparaba la nave para desembarcar. Una pieza que imitaba el placer de un orgasmo bombeaba a su cerebro de androide, 4us ponía en funcionamiento el motor solar. La barcaza de Atum colonizaría Nilo en menos de cinco horas terrestres. Solo una pequeña memoria afectaba a 4us, su pareja androide que hacia eones que no funcionaba. Había descubierto que podía pedir a los seres humanos nacientes que rescataran sus datos. Una plegaria que quedaba enterrada ahora en códigos fluctuantes de información.
La luz de la nueva estrella reflejaba la luz verdosa de unos mares llenos de vida. Pero algo habría una estela hacia Nilo. 4us se conecto y rezo a esos futuros seres humanos que no fuera algo devastador. Sus plegarias fueron escuchadas no era devastador.


La nave “El carro de Helios” de inmensas dimensiones se dirigía a Nilo sin disculparse ni saludar. 4us entendió la furia, la pieza del placer paro en seco, ese nuevo vacío torturo al androide. Busco el código terráqueo y bombardeo con esa información a la nave enemiga.
La regla terráquea marítima era sencilla:

“Pero, ¿quién tiene la prioridad?” – Parece preguntarse el anciano marinero. La pregunta es interesante, pero el momento para hacérsela quizás no es el más adecuado.
Por esta razón, incluso si el tema de la prioridad en mar se convierte en la máxima actualidad en agosto, cuando las aguas están llenas de navegantes, no nos parece fuera de lugar hacer frente a este problema ahora para refrescar un poco de conocimientos y tal vez incluso un poco de “sentido común”.
Mientras tanto, veamos cómo entender si estamos en una ruta de colisión con otro barco. La regla es muy simple: si entre los dos barcos en navegación la distancia se acorta y la detección no cambia, significa que es sólo una cuestión de tiempo, estamos en ruta de colisión.

Por supuesto esto eran reglas de un mundo lejano. Los navegantes que comandaban la nave enemiga eran siete computadoras como los siete sabios griegos. Que respondieron al ataque informativo con diatriba, letras como soldados invadiendo una conversación. Una frase marco la pauta:
No desees lo imposible

La computadora conocida como Quilon, se rebautizó como Leónidas de Esparta, en ese mismo instante, y amenazo a 4us con usar todo su poderío militar si Nilo/Olimpo no era cedido a la nave: “El carro de Helios”
4us clamo al espacio: -! Salvare a mi pareja ¡-

En conexión con la computadora busco armas y ejercito. En sus visores llego información milenaria. La biología y la química marcaba un canal de desarrollo que 4us utilizaría para ahora su primera acción la guerra.

Continuara…

  • Hits: 156

ESCOLA D'ESCRIPTURA

EUSKAL ETXEA

AEELG

EDITORIAL GALAXIA

METODE

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

EL HUYAR

AELC

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

IDATZEN

EFERVESCENCIA