LA EXPLOSIÓN HA LLEGADO

Era una linda mañana, exactamente el 20 de abril del año 5.000.512.
Fui a la cocina y me tomé, como siempre, el desayuno, sin darme cuenta de que esa mañana se escuchaban más ruidos de lo normal en mi edificio.
Estaba de camino al trabajo cuando de repente, escuché que algunos vecinos del vecindario estaban diciendo que la NASA ha descubierto que el Sol explotará. No se sabía si se iba a convertir en una enana blanca o en un agujero negro.
Aterrorizado, llegué a la oficina y le dije a mi jefe:
- ¿Por qué no hay nadie? –
Me dijo que no había nadie debido a que están recogiendo sus pertenencias para llevarlas al centro de la ciudad, porque ellos también se habían enterado de que el Sol estallará.
Mi jefe estaba allí porque tenía que recoger los documentos que tenía en su despacho y luego ir a su casa.
Intenté tranquilizarme mientras recogía mis pertenencias lo más rápido que pude y regresé a casa para coger lo imprescindible.
Llegué al centro de la ciudad con mis pertenencias y me encontré con mi jefe y con mis vecinos. Vimos una grandísima nave donde subiremos todos los habitantes para salvarnos.
Me enteré de que se habían repartido naves como esta por todo el mundo y que la NASA estaría investigando algún planeta donde alojarnos. Es muy difícil encontrar un planeta perfecto para vivir.
Entré en la nave y pude ver un gran pasillo con habitaciones (cada una con los nombres de los habitantes de mi ciudad) para colocar nuestras pertenencias y dormir, un comedor y varios baños.
Una de las habitaciones tenía mi nombre, era preciosa por dentro y una cama muy cómoda.
La cabeza me daba vueltas porque no sabía el destino que nos esperaba y sé que todos estaban tan asustados como yo.
A la hora de comer, fui al comedor y me senté junto a mi vecino, que es mi mejor amigo.
Me contó que después de comer nos avisarían para ponernos unos trajes espaciales.
Tenía razón, nos los pusimos porque íbamos a abandonar nuestra querida Tierra e íbamos a sobrepasar la atmósfera.
Nos contaron que la nave estaba preparada para soportar el frío del espacio y los trajes servían para el oxígeno.
Días después vivimos un evento inolvidable, el Sol se convirtió en una enana blanca, la cual, ya no contenía la suficiente energía como para dar calor al Sistema Solar.
Pasamos el Sistema Solar siendo unos vagabundos en un inmenso Universo.
Cuando habían pasado 5 años, en los que todos habíamos perdido la esperanza de encontrar otro planeta, la NASA descubrió un pequeño sistema donde había una estrella y unos 5 planetas.
Uno de ellos tenía agua y una atmósfera con oxígeno.
Sentimos una inmensa alegría, ¡era el planeta perfecto!
Aterrizamos y bajamos de la nave, tenía tierra y algo de vegetación parecida a la nuestra.
Han pasado 10 años desde que vivimos en el planeta Asebio, el cual era el nombre que le dieron, no sé por qué le pusieron ese nombre.
Asebio, fue adoptando la forma de nuestra antigua Tierra, había nuevas ciudades con sus modernos edificios que tenían las más modernas tecnologías, nada invasivas, porque hay que preservar el sitio donde vivimos.
Después de todo, lo más importante, es que el ser humano podía seguir viviendo.

ASABLA
  • Visto: 181