La Historia

Hace mucho tiempo atrás, solo existían animales y plantas. Un día un mono normal y corriente de esa época pensó “que hay más allá de la rutina de siempre?” que hay más allá de comer y ser comidos?. Muchos de la manada le dijeron que no hiciera nada tonto que seguro moriría a otro les daba igual lo que hiciera, pero él no les hizo caso y quiso hacer algo. Ese mono consiguió en lugar de ir en cuatro patas en dos, no había mucha diferencia, pero pensó que eso era mejor que nada. Muchos monos lo copiaron mientras que otros no.

Ese mono al poco tiempo murió, pero sus hijos pensaban igual que él y los hijos de los hijos también. Hasta que llegó un momento en donde uno de una generación ya más avanzada pensó “ y si comemos más cosas además de frutas y plantas ?”. Hicieron él y un grupo piedras tan afiladas como para cortar su propia piel y algunas las ataron a unos palos para hacer algo parecido a una lanza.
Fueron y volvieron a la cueva donde estaban todos, no todos los monos que fueron volvieron, ya que murieron por la presa que intentaban cazar, pero los que volvieron traían a la presa que habían cazado. Al tiempo de saber cazar una mona también de la familia evolucionada de ese primer mono que hizo ese pequeño paso pensó en una noche de tormenta “ podríamos hacer como los animales, tener un manto de pelo para no tener frío”, esa mona se pasó toda la noche mientras los demás dormían quitando la carne de la piel del último animal cazado, a la mañana siguiente les enseñó a todos los demás su hermosa ropa, y calentita, y todos desde entonces decidieron utilizar hasta lo más mínimo de lo que cazaban.

Las generaciones fueron pasando, y creando cosas para seguir evolucionando constantemente pero a un ritmo.
En el 2400 a. C, ya no eran monos sino que ya habían evolucionado físicamente hasta ser como un humano, las primeras guerras empezaron a surgir, por problemas económicos y muchos más entre capitales y países. Un sin fin de muertes, destrucción y tristeza por doquier. Algunos humanos vivían y viven en armonía y en paz, mientras que otros solo buscaban: poder, superioridad, riqueza o venganza por alguien o hacia algún país o capital, por eso crearon las guerras, para conquistar cosas sin mirar el coste de eso.

En el 500 a.C, una niña que imaginaba mucho y pensaba en cosas muy “tontas” como le decían todo el tiempo. Un día un hombre importante, un filósofo escucho lo que dijo esa niña y dijo una de las cosas que escucho de la boca de la menor, todo el mundo lo alabó y lo creyó, nunca la creyeron a ella, que fue la que lo dijo primero, igual que muchas mujeres a lo largo de la historia.

Desde siempre la vida humana se basó, en la agricultura y la ganadería, hasta que un hombre lo cambió, a finales del siglo XVIII en Inglaterra un hombre llamado James Watt mejoró la máquina de vapor de Thomas Savery. Desde ese momento los artesanos empezaron a disminuir en números muy elevados y empezaron a haber más trabajadores en industrias gracias a las máquinas que les quitaban mucho trabajo a las personas. En las fábricas el sueldo era tan mínimo que los hijos de las familias tenían que ir a trabajar en empleos muy peligrosos para poder comer. Con el tiempo de muchos conflictos, juergas y peleas entre burgueses y los obreros, consiguieron que las jornadas fueran de ocho horas, que los domingos pudieran descansar y tener algunos días de descanso y también proteger a sus hijos para que no tuvieran que trabajar.

Gracias al esfuerzo, sudor y trabajo de la humanidad a lo largo de la historia nuestra generación tenemos muchos derechos y privilegios que antes no había, cosas como la tecnología y las futuras generaciones tendrán otras cosas. Pero la humanidad ahora lo estamos destrozando, además de todas las tragedias a lo largo de la historia hecha por la propia humanidad y otras no; como la que pasó en Chernóbil o el terremoto de Lisboa. Debemos cuidar nuestro planeta. Los científicos ya están intentando poder estar en otro planeta o algo porque a la tierra, al paso que vamos se va a destruir, podrir y morir en muy poco tiempo cuando no debería ser así. El planeta está así de mal por culpa de la humanidad, porque no sabemos hacer nada más que destruir y crear cosas que no ayudan a nuestro planeta. Muchos ya están poniendo remedio, pero no servirá para mucho que solo unas pocas personas lo hagan, necesitaremos de todo el mundo para intentar que la tierra dure mucho más años.

  • Visto: 12