Hermano de cables

Día 6 en el "refugio", los robots han invadido la ciudad al completo. Por ahora no han salido de aquí, pero me temo que les falta poco. Tienen suficiente inteligencia y desarrollo como para salir de la cúpula. Sí, el gobierno puso una cúpula alrededor de la ciudad para que el caos y la destrucción no se extendiera fuera de ella.
Os estaréis preguntando cómo pasó. De hecho creo que tengo parte de la culpa. Todo comenzó hace 34 días, cuando recibí una carta que decía que estaba convocado a las instalaciones más grandes de inteligencia artificial que existían hasta el momento. Se situaban a unos 513 km a las afueras de mi ciudad natal, Bright Town. La verdad es que no sé si quedará algo. Tal vez algún que otro edificio que todavía no haya sido derribado, aunque pronto habrá otro montón de escombros.
No sé como estará todo ahí fuera, hace seis días que no salgo al exterior. Solo he visto las noticias de los primeros días. Cuando me refugié, dejé de tener señal y no he podido obtener mucha información acerca de lo que está pasando. Oí mi nombre pronunciarse varias veces por los medios. Me echaban la culpa por programar un robot que acabó arrasando todo a su paso, pero no fue así.
Cuando fui a la IEIA (Instalaciones Épsilon de Inteligencia Artificial) me dejaron programar a mi gusto un robot. Siempre he estado obsesionado con poder tener mi propio androide y durante trece años he estado diseñando y desarrollando un software de Libre Albedrío para integrarlo en su sistema. Insertaron sin problema mi software en el programa del ser con inteligencia artificial. El diseño también fue fácil, tenía pensado un prototipo pero estaba dibujado a mano. Ellos lo mejoraron y lo crearon. Pero todo se torció cuando me lo quisieron quitar.
Después de mi estancia allí, tuve que volver a Bright Town. Quería llevarme conmigo a Altron, pero me lo prohibieron, dijeron que no era más que un prototipo y que pertenecía a la IEIA. Intentaron desprogramarlo pero no pudieron. Hicieron de todo. Lo reiniciaron, le quitaron mi software, le borraron los programas... pero todo fue en vano. Altron guardaba todo en su memoria y restauraba todo aquello que era borrado.
De ese modo, Altron quiso vengarse de ellos. Como tenía integrado mi sistema de Libre Albedrío, tomó la decisión de vengarse de todas las personas responsables de nuestra separación. Pero no quiso hacerlo hasta que yo estuviese con él. Yo ya me había marchado hacía mi ciudad: me obligaron a irme. Arrasó la ciudad con un ejército de robots que él mismo reclutó para encontrarme.
Una semana después de que volviese a casa, se desató el caos.
Evacuaron a todos o a casi todos los ciudadanos, pero como Altron iba a por mí, decidí voluntariamente resguardarme en el sótano de mi casa. Os preguntaréis cómo es que los robots no pueden encontrarme aquí. La cosa es que las paredes están hechas de un metal tan grueso que no entra ninguna señal electromagnética. Por eso no tengo radio. Y es imposible abrir la puerta desde fuera: tiene un mecanismo de sellado interno y hermético por lo que, si los robots me encontrasen, cosa que es imposible, no podrían entrar.
El caso es que los robots están rompiendo la cúpula y me temo que pronto se abrirá una brecha enorme en lo alto de la semiesfera y por ahí saldrán todos los androides retenidos. Me he dado cuenta de la rotura porque he subido a la cocina a por más provisiones y entonces he decidido escribir esta carta. Quiero que después de mi sacrificio todos sepan la verdadera historia. Sí, así es. Me sacrificaré por el bien de la humanidad. Como ya he dicho los robots quieren vengarse de la empresa IEIA por prohibirle estar conmigo y para ello arrasarán con todo el que los retenga. No quiero que por mi culpa, (aunque yo no diría que es mi culpa sino de la IEIA) muchas familias inocentes pierdan sus propiedades y sus seres queridos por lo que me entregaré a Altron y le ordenaré ir hacia el sol. Pronto todo llegará a su fin. A mi hermano de cables y a mi se nos fundirán nuestros mecanismos. A medida que avancemos en la atmósfera las diferentes capas harán su trabajo. Para cuando lleguemos a la exosfera no quedará nada de nuestros circuitos.

Adiós y lo siento.

Peter Tomlinson FW-01

28/09/2068

  • Visto: 1743