El pequeño Nicolás

Érase una vez un niño llamado Nicolás al que no le gustaba mucho estudiar.
Nicolás comenzaba primero de la ESO y después de las vacaciones de verano le daba mucha pereza volver al colegio, aunque por otro lado tenía muchas ganas de encontrarse de nuevo con sus amigos. Ese año tendría algunas asignaturas nuevas como Biolología, Historia, Tecnología,…
Como a Nicolás se le veía muy despistado en clase, el profesor le preguntó que qué le ocurría. Nicolás le respondió que no le gustaba mucho estudiar . El profesor le dijo que haría todo lo posible para que pudiera mostrar interés en su asignatura, la Biología y hacer que le gustara. Por la noche antes de dormir, Nicolás cogió los apuntes que había anotado en clase y comenzó a leerlos . Ese día habían estado hablando en clase del Universo, de los planetas, estrellas.. Nicolás se fue durmiendo poco a poco y empezó a soñar con el Universo. En su sueño aterrizaba en Mercurio, con su camiseta y vaqueros, y a pesar de estar sin traje espacial no le ocurría nada. Podía respirar perfectamente aunque tenía calor. Poco después apareció en Venus, donde encontró una planta un poco diferente a las que él conocía. Aunque en Venus no hay atmósfera ni agua, en su sueño Nicolás vería muchas más plantas de diferentes tamaños y colores. Después Nicolás apareció en Marte. Allí se encontró con algún volcán y estuvo jugando a construir castillos de arena . Como tenía frío decidió seguir andando y más tarde apareció en Júpiter paseando por el planeta tranquilamente y aunque su atmósfera contiene gases y no podría permanecer en su superficie como lo haría en la Tierra, en su sueño estuvo paseando sin problema. Más tarde Nicolás se encontró en Urano y como vio que estaba lleno de agua empezó a nadar en él. No sabía que ese agua estaría congelada así que estuvo un rato nadando y buceando como solía hacer en la piscina. En el fondo del mar se encontró con un submarino. Entró en él recorrió varios kilómetros y más tarde apareció en Plutón. Allí se encontró con su mejor amigo Mateo. Nicolás se preguntaba cómo habría llegado hasta Plutón sin ninguna nave espacial . Estuvieron jugando en el planeta un buen rato hasta que a Nicolás se le ocurrió que como el planeta era muy pequeño podían dar una vuelta completa a Plutón. Pero no fue así. Aunque Plutón es muy pequeño, no lo es tanto como para dar una vuelta completa al rededor suyo así como así. A pesar de ello lo intentaron, poniendo como referencia la camiseta de Nicolás en el suelo para saber en qué momento darían una vuelta alrededor de Plutón .Cuando pasó un tiempo, Nicolás se encontró con un dragón que le llevaría a otros lugares del Sistema Solar. Llegó con el dragón hasta una estrella muy cercana que no era de nuestra galaxia, La Vía Láctea. Como Nicolás tenía mucha curiosidad por ver como era el interior de una estrella, se metió con el dragón dentro de ella. No le ocurrió nada, porque no sabía que las estrellas estaban a una temperatura altísima en el interior de ellas e incluso en la superficie. En ella vio que no había nada más que un gas de color amarillo rojizo muy espeso, lo suficiente como para no ver mas allá de su nariz. Cuando Nicolás se aburrió de estar en aquella estrella, decidió que podía ir a visitar otros lugares más lejanos y se fue a un agujero negro. Cuando Nicolás llegó allí con el dragón, entró en el cinturón de eventos y entonces una fuerza super masiva empezó a absorberlos hasta que se convirtieron en espaguetis y entraron en el agujero negro por completo. En ese momento Nicolás se despertó asustado y fue al colegio.
Allí contó a la profesora de Biología lo que había soñado y le explicó todo lo que él no había entendido, como que el Sol es un gigante gaseoso y no puedes estar cerca de él, que no puedes viajar con un dragón en el espacio, que no se puede dar una vuelta a un planeta en un día y que no puedes estar en el espacio sin un buen traje espacial. Unas pocas semanas después, Nicolás se fue a clase y tuvo el examen de Biología y sacó tan buena nota que al final de curso su media era de un 10. Y así Nicolás pasó a ser un experto en Biología.



Miguel Camino Sánchez

  • Visto: 26