La ayuda de las estrellas

La ayuda de las estrellas

Escrito por: Hugo Moreno Díaz






Era una mañana con un sol espléndido y una brisa veraniega perfecta para salir a dar un paseo mañanero. Me vestí, desayuné y salí a dar el paseo que más me gusta del día sobre todo en verano, antes de salir, mis padres me dijeron que volviera pronto ya que mis primos iban a venir a comer y tenía que saludarlos, mientras andaba por la montaña que estaba cerca de mi casa me tropecé y caí sobre unas zarzas, del dolor que tenía volví a casa para ver si me había clavado muchas espinas, pero al parecer solo me clavé tres me las quité y mientras el dolor se iba llegaron mis primos, todos nos saludamos y hablábamos mientras mi abuela, mi tío y mi madre hacían la comida. Cuando empezamos a comer discutimos sobre que hacer por la tarde yo propuse que cenáramos fuera y pareció que a todos les gustó la idea el problema era a donde pero yo tenía un lugar perfecto al que ir y era un restaurante que estaba en el campo y se veían muy bien las estrellas, porque a mi me encanta ver el cielo nocturno, esta otra idea no pareció disgustar a nadie y la aceptaron. Cuando se hizo de noche fuimos andando hacia el restaurante que estaba en un bosque, al llegar todo ya estaba preparado ya que hicimos una reserva por la tarde, pedimos todo lo que cada uno quería y empezamos a cenar. Todos charlamos sobre como de buena estaba la comida, sobre asuntos de fútbol y otras cosas mientras que mi primo y yo hablábamos sobre el Universo y el espacio, cada uno sabía diversas cosas, en concreto nos lo pasamos muy bien, al terminar de cenar, seguimos un rato hablando sobre ello y pedimos la cuenta, antes de irnos del restaurante pedí a mis padres si me podía ir con mi primo a una explanada que había hay cerca para ver las estrellas y alguna constelación, me dijeron que si pero solo un rato mientras ellos iban al chalet a paso lento para que les pudiéramos alcanzar, corriendo llegamos rápido a la llanura y tumbados en la suave hierba estuvimos tranquilamente mirando el cielo pero también algo angustiados porque quizás no llegaríamos a alcanzar a nuestras familias. Estas son las estrellas y constelaciones más importantes que encontraron: Corvus, Crater Hydra, Antlia Pneumática, Pyxis y Vela (estas fueron las constelaciones), Minkar, Alkes, Tseen Ke y Suhail (y estas son las estrellas que vimos). Después de esto nosotros nos fuimos corriendo lo más rápido que pudimos, pero no vimos a nuestros familiares por más que corrimos, por un momento pensamos que nos estaban haciendo una broma de mal gusto pero pronto nos dimos cuenta de que el restaurante tampoco estaba hay en ese momento pensamos que habíamos ido por mal camino y a si era, estábamos muy nervioso porque por más que mirábamos ya no encontrábamos ni la explanada, no queríamos separarnos porque quizás ya no nos encontrábamos el y yo entonces se nos ocurrió una idea nosotros sabíamos que mi casa estaba situada al Norte entonces empezamos a buscar por todas partes la Estrella Polar ya que esa estrella que se encuentra en la constelación de la “Osa Mayor” y además indicaba siempre al Norte y al fin la encontramos nos costó un rato el encontrarla, nos pusimos muy contentos ya que habíamos encontrado la manera de encontrar a nuestra familia lo único malo eran los peligros del bosque pero nos dio igual y salimos corriendo hacia la estrella y al fin pudimos ver a nuestros familiares que estaban preocupados, les contamos todo lo que paso y gracias a nuestros conocimientos sobre estrellas y constelaciones volvimos a casa. Claro que después de esto nos castigaron, pero durante mucho tiempo recordaremos esa experiencia. Además seguimos hablando de ello mientras duró el verano lo único es que ya no nos permitirían salir de mi casa durante tres días, gracias a esta experiencia comprendimos lo posiblemente de importante que es aprender hechos científicos y otras cosas a sí que si nos volviéramos a perder quizá utilizaríamos otro forma de guiarnos gracias a las constelaciones y estrellas.
  • Visto: 25