Dueños de un planeta

No había pensado bien en las consecuencias de dejar a su compañero al volante, por lo que tuvieron un aterrizaje brusco en la Tierra. La radio de la nave ya no funcionaba, ahora era imposible la comunicación con una especie de transporte enorme llamado KP, en el que vivían millones de personas, incluidos ellos.

Todo estaba solitario, o eso parecía, lo único que había era una nube de polvo surcando el cielo. Rondaba el año 3500, aquella supuesta tecnología de la que se había hablado en la Tierra tantos años era inexistente. A la tierra le quedaban varios años para arder en la nada, ya que se había salido de la órbita y se dirigía cada vez más rápido al Sol; pero aun así serviría para vivir allí algunos años más.

Unos hombres bastantes altos, quizá sobrevivientes de la raza humana, salieron de aquella nave gigante. Iban super protegidos para aquella contaminación y radiación. Esa atmósfera que tanto despreocupaba miles de siglos atrás, ya casi había desaparecido.

En la nave había 100 personas, incluidos los pilotos, todos mayores de edad, entre los 20-30 años, que ya vacunadas ante todo lo imposible, buscaban algún tipo de vida allí. Todo esto debido a que en el gran transporte que permanecía en el espacio, se estaba quedando sin oxígeno para mantener a tantas personas.

Pasaron el resto del día buscando algún tipo de elemento natural para refugiarse, pero lo que no sabían era lo que les esperaba, Justo ese día un animal bastante raro les atacó causando 15 muertes, lo malo es que la nave necesitaba una gran reparación por aquel aterrizaje y los demás sobrevivientes, que permanecían en el transporte KP no se podían arriesgar a viajar a la tierra por el mismo hecho de que la nave se estropeara.

Estuvieron en la tierra varios meses intentando reparar la nave con cualquier desperdicio que se encontrase, pero aun así necesitaban un material específico que solo se podía encontrar en una de las minas más antiguas y justo ahí vivía el animal más feroz que se había creado por la contaminación y radiación. Este tiene una mezcla de algunos animales, como cabeza de tiburón, patas de pato, cola de tigre, cuello de jirafa, cuerpo de león, etc. Te puede oler a más de 10 Km y su oído es increíblemente bueno, lo que hacía más difícil coger aquel material tan valioso.

Ya habían visto más veces a ese animal y sabían lo que era capaz de hacer, por lo que decidieron buscar otro material parecido a ese, pero no fue de gran ayuda. El material escogido no era tan potente como el otro, es decir aguantaba mucho menos por lo que tenían que conseguir más de aquel material.

Ya pasaron casi dos años y seguían sin encontrar nada, la nave estaba ya casi lista, solo faltaba ese material, El transporte KP seguía flotando en el espacio y los comandantes optaron por mandar a 50 personas más para solucionar el problema, a pesar de las consecuencias. Lo malo es que solo había 100 plazas en cada nave, es decir no todos se irían de vuelta a casa, tendrían que sacrificar a 35 personas.

El tiempo se acababa, la Tierra estaba a 6 meses de chocar con el sol y justo era el tiempo que tardaba aproximadamente en llegar la nueva nave con los 50 pasajeros. Todos estaban asustados, nadie quería morir y era normal pensar eso a tan solo 20-30 años de edad. Supusieron que lo mejor era dejar en la Tierra a los más mayores, pero el problema es que varios de ellos eran hijos de comandantes, enfermeros, etc; y eso no les iba a gustar nada a sus padres.

Desde este momento no se sabe más de la historia hijo, pero es un buen método para que aprendamos que la contaminación no es buena y que puede llegar a lo menos esperado- aclaro la madre de Jaime cogiéndole tranquilamente del hombro y acercándole a ella.
  • Visto: 36