Un sueño con conocimientos.

En la clase de Antonio nadie se aburre, es el profesor de 1ºESO de biología.
Este siempre intenta que sus clases sean divertidas para que luego sus alumnos lo entiendan con más facilidad.
Como Jade, que es una niña que presta mucha atención en sus clases, que se esfuerza en su asignatura y que se divierte con sus actividades; pero ella no entiende nada y a la hora del examen siempre está sacando malas notas.
Y el problema de que Jade no entienda es que no le quiere preguntar, pues la da vergüenza.
Una tarde de invierno muy fría, Jade iba a su casa cabizbaja, al día siguiente tenía el examen de biología y no entendía nada, el examen era del Universo y todo la parecía muy difícil.
Eran sobre las dos y media del mediodía cuando ella llegó a su casa. Su madre no llegaba hasta tarde pero su padre estaría al llegar.
Ella tenía un hermano un año menor, al que todas las tardes le tenía que ir a buscar.
Comió y como todavía tenía tiempo, se echó una siesta.
- ¡Ahhhhhhhhhhhh! Esa era Jade, se estaba cayendo de la nada.
¡Pam!
Jade estrelló contra el suelo.
- ¿Dónde estoy? ¿Hay alguien? Preguntó muy alto, pero nadie contestó. - ¿Hola?
- ¡Hola! Dijo algo.
Jade miró por todos lados, menos abajo.
- Aquí abajo.
- ¡Ahh! ¿Quién eres tú? Dio un respingo.
- ¿No me ves? Dijo sarcásticamente esa criatura. – Me llamo Cometa.
- ¿Cometa? Menudo nombre, pero si es de perro. Dijo Jade.
-Pues no, que sepas que los cometas son cuerpos menores, es decir, que giran alrededor del Sol y son de menor tamaño que los planetas enanos. Este dio una pausa y continuó. – Los cuerpos menores se dividen en dos clases: asteroides que están formados por metal y rocas, y cometas, que están formados por hielo, polvo y rocas.
-. Espera, ese es un apartado del examen que me toca mañana.
- Lo sé. Dijo cometa.
Cometa sí que estaba formado por rocas, polvo y hielo, parecía duro, pero era maravilloso.
- Entonces, exactamente, ¿dónde estoy? Preguntó Jade interesada.
- Estamos en tú sueño, yo estoy aquí para ayudarte en el examen de mañana.
- Ah, por eso estamos flotando.
- Exacto, porque en el Universo no existe la gravedad, o por lo menos en nuestra Vía Láctea, que es donde se encuentra el Sistema Solar.
- En el Sistema Solar vivimos.
- Correcto, el Sistema Solar es el Sistema Planetario que gira gravitacionalmente alrededor de una única estrella llamada el Sol, que es una esfera de gases que se encuentra a temperaturas muy elevadas, unos 6000 grados centígrados, su tamaño es inmenso y tiene un movimiento de rotación entorno a su eje.
- Ah, siga por favor.
- Me encantan las personas interesadas. Empezó a reír y continuó. – Bueno, el Sistema Solar tiene planetas que giran alrededor del Sol; están los planetas interiores que son: Mercurio, Venus, Tierra y Marte, que son los planetas interiores por ser los más cercanos al Sol, y los exteriores que son los más lejanos al Sol: Júpiter Saturno, Urano y Neptuno.
- ¿Y Plutón?
-Buena pregunta, Plutón antes se consideraba planeta, pero ya no por ser pequeño. Por eso a los planetas más pequeños se los considera planetas enanos.
- ¿Y la Tierra y la Luna?
-La Tierra es un planeta, que está torcido 23,5 grados en torno a su eje, por eso los días duran 24 horas, los días también duran eso por el movimiento de rotación que tiene entorno a su eje.
- Y de traslación que es una vuelta completa al Sol y dura un año. Comentó Jade entusiasmada.
- Muy bien, y gracias al movimiento de traslación tenemos los equinoccios que son las estaciones otoño y primavera y es cuando el día y la noche duren lo mismo, y luego los solsticios que es cuando el día dura más que la noche o viceversa, son las estaciones verano e invierno. – La Luna es el único satélite de la Tierra, tiene cuatro fases: Luna nueva, Luna llena, cuarto menguante y cuarto creciente, también es el astro que más brilla en el firmamento.
- Vale, creo que he cogido más o menos todo. De esto me acuerdo y es que el Universo se originó por el Big Bang, y el Sistema Solar por una nebulosa de polvo y gas.
- Correcto, pero chica, pregunta desde ahora por favor.
Cometa la empujó y ella se despertó, era un poco tarde.
Iba corriendo hacia el colegio, recogió a su hermano y le dijo.
-Espera aquí.
Fue corriendo a clase de Antonio y le dijo:
- ¿Me puedes explicar el tema por favor?
Él puso una sonrisa y asintió.
Al día siguiente, ella estaba satisfecha.
  • Visto: 9