Aterrizaje Salvaje

En el aeropuerto internacional de JFK estaban esperando para embarcar en un avión el Viejo Jenkins y su familia. El Sr Jenkins había sido piloto en aquellos tiempos en los que los pasajeros se ponían elegantes para volar. Ahora estaba jubilado con planes de pasar unas vacaciones agradables en el norte de Italia.

Cuando ya estaban en el Airbus A-320 a 447 nudos y a 36000 pies (modo crucero), una azafata se acercó al Viejo Jenkins. Al principio, creía que le iba a preguntar que quería para comer, pero no acertó ni de cerca.

-Hola Señor, le puedo preguntar cuál es su nombre?

-Sí, por supuesto.

-Excelente, cuál es su nombre, pues?

-Gregorio, pero puede llamarme Señor Jenkins.

-Mire Gregorio, le estamos preguntando a todos los pasajeros si tienen alguna experiencia en aviación.

Gregorio se quedó paralizado. No sabía si estaba en un sueño ¿desde cuándo esa es una pregunta que te haga la azafata?

-Sí, he sido piloto 30 años de aviones comerciales.

La cara de la azafata se iluminó. -Venga a la cabina, por favor.

Al entrar Gregorio se encontró a los dos pilotos por los suelos. Al parecer se les había caído el extintor en la cabeza y habían perdido el conocimiento hace bastante.

-Gregorio, te tengo que decir, tienes que pilotar este avión.
Que agobio, Gregorio, tu eres nuestra única salvación.
La torre de control, instrucciones te dará
pero los mandos, tu los manejarás.

-Así lo haré, aquesta empresa
de dirigir en el cielo una nave
cuál vuelo de halcón a su presa
como andanzas de una grácil ave.
Mas cumple tener buen tino
para aterrizar aquesta nave sin errar.
Cualquier desgracia en el camino
Y la ruta no podremos recuperar.

Primero sabía que tenían que descender, pero la velocidad del avión era demasiada como para inclinar el avión con los alerones, así que redujo la potencia de los turbofanes. Este avión tenía 7 de índice de derivación, lo que lo hacía bastante estable, pero lento de movimientos. El índice de derivación indica el aire que pasa respectivamente por el compresor y el detonador y el aire que simplemente, es empujado por la hélice.

Esto no era suficiente y si quería llegar al aeropuerto tenía que hacer algo más. Jenkins activó los spoilers, que son unas planchas de metal en las alas que se elevan hacia arriba para bajar la sustentación del ala y aumentar la resistencia del aire. Esto interesa para que el avión disminuya la altitud sin bajar mucho la velocidad, y sin inclinarlo mucho hacia abajo evitando que se embale descendiendo en picado.

-Ponga en el piloto automático 123º para alinearse con la pista

-Recibido

-Baje el tren de aterrizaje

Eso hace que la resistencia con el aire aumente mucho más y por tanto la velocidad baje sin reducir mucho la potencia del Turbofan.

-Flaps 2 y velocidad manual.- Se escuchó en la radio.

Los flaps son otras placas en las alas que activadas, se extienden hacia atrás haciendo que la superficie del ala aumente. La extensión del área sirve para que con menos velocidad, el avión pueda seguir volando gracias a la sustentación extra. Los aviones tienen distintas posiciones para los flaps, a mayor número, mayor extensión. Por ende, se utilizan para aterrizar y despegar, ya que en un aeropuerto no se puede ir a 500 km por hora, sobre todo si no quieres que te quiten una barbaridad de puntos del carné.

El piloto automático permite manejar la velocidad a través del ordenador: tú e escribes los nudos, y el avión se pone a esa velocidad. Pero al aterrizar la velocidad (las rpm de las turbinas) se tienen que controlar con las palancas del medio de la cabina, es decir, manualmente.

A pesar de la presión, pudo seguir la ruta, y aterrizar el avión. Con los flaps, los spoilers y el autobrake al máximo para conseguir rozamiento con el aire, frenaron el avión sin salirse de la pista ni estrellarse en la fabrica de porcelana que había cerca. Al bajar, el personal del aeropuerto y el pasaje dieron las gracias a Gregorio, que a pesar de la heroicidad tenía la cabeza en las nubes.
  • Visto: 97

ESCOLA D'ESCRIPTURA

EUSKAL ETXEA

AEELG

EDITORIAL GALAXIA

METODE

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

EL HUYAR

AELC

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

IDATZEN