¿Y si entramos en una galaxia?

Odio tener que contar esta historia, pero... todo comenzó un 3 de julio, en un día normal como todos el pequeño Martinete iba a clase cuando de repente se encontró un insólito folleto al bajar de su casa en el que ponía "2ª promoción para viajar a la luna" Martinete no tendría otra reacción que correr hacia el colegio y contarle a sus amigos lo que le había ocurrido ¡Los amigos estaban flipando querían hacer ese viaje como fuera! El pequeño que no lo dudo se lo comunicó a sus padres que tuvieron una reacción extraña al ver el folleto.
Martinete pensaba en un mundo lleno de color, fantasía y lleno de luz. Cada vez estaba más cerca de cumplir su sueño de poder ir al espacio junto a sus amigos. El día 10 de julio todos los niños de la clase quedan en LUNILANDIA el lugar perfecto para poder aprender cosas del espacio, Curricoco que era como le llamaban los amigos a Martinete estaba disfrutando como nunca lo había hecho ¡Qué maravilla Lunilandia! Pero por desgracia el día acabó y Martinete estaba a tan solo dos día de ir al espacio, era el momento de hacer las maletas y preparar los accesorios que necesitara, para ello su madre.

Día 13 de julio: llegó el gran día Curricoco, Piñete, Palmerita y Agra Dable marchaban hacía Fuego Frío una de las naves espaciales más importantes de la historia, una vez que llegaron le pusieron los trajes espaciales. Estaba todo listo para poder viajar y poder hacer el viaje de sus vidas, Palmerita que era la que tenía más ganas estaba un poco nerviosa e insegura del viaje que iban a realizar...

10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1...¡DESPEGUE! un ruido ensordecedor hizo que el cohete despegara hacia el espacio, y todos estuvieron muy contentos. Día 14: Martinete y sus amigos ya están en el espacio y todos están muy felices de poder disfrutar esta aventura que unirá más su relación, era la hora de comer y todos fueron a intentar comer pese a la dificultad que tenía. Piñete se llevó una piña a escondida de Palmerita, y tuvo la mala fortuna que... ¡Justo cuando la abrió se le cayó y golpeó a Curricoco en el ojo, se lo puso muy negro no sabía que hacer ya que no tenían nada que hacer, día 15: Martinete va a salir a contemplar el espacio y sus amigos se quedaran en la nave esparándolo. Pasan las horas y los amigos de Curricoco empiezan a impacientarse cuando ven que no llega, para matar el tiempo deciden contar las estrellas que estaban viendo pero no recordaban que el cohete volvía a la tierra en tan solo 2 horas y que Martinete no había vuelto. Tan solo quedaban 15 minutos para que el cohete volviese a la Tierra y Curricoco seguía sin aparecer, los compañeros al ver la tardanza decidieron echar una cabezada ¡No recordaban que marcharían en 3 minutos! Todo estaba listo, bueno todo menos... Curricoco que no daba señales de vida. Piñete, Palmerita y Agra dable estaban volviendo a la Tierra cuando Agra Dable gritó...¡Martineteeeee! No sabían que hacer, ni que decirle a sus padres cuando lleguen. Le tenían que contar la noticia y justo en ese momento se puso a llover parecía que el cielo lloraba por Martinete. Ya era de noche los amigos y los padres de Curricoco cenaron junto y decidieron salir al aire libre, cuando la madre miró al cielo... ¡Esa estrella era Martinete estaba en el cielo! Todos quedaron muy sorprendidos y sobre todo Piñete, ya que seguía teniendo el ojo negro y desde aquel mismo instante esa estrella que cada día sería una más sería conocida como la galaxia del "OJO NEGRO"
Y aquí se acaba este relato, una historia de un cohete con su mejor piloto MARTINETE.

FIN
  • Visto: 97

ESCOLA D'ESCRIPTURA

EUSKAL ETXEA

AEELG

EDITORIAL GALAXIA

METODE

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

EL HUYAR

AELC

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

IDATZEN