No todo es para siempre

NO TODO ES PARA SIEMPRE

Erase una vez, en un lugar no muy lejano cerca del mar había un lugar donde sus habitantes gozaban de muchísimos recursos de la naturaleza. Ellos eran muy felices, ya que poseían muchos privilegios naturales como la energía, alimento y madera. Los habitantes de este lugar cuidaban mucho todo lo que la naturaleza les proporcionaba ya que era un bien muy preciado que tenían y querían que estuviese presente en todas las generaciones. Ellos sabían que si no lo cuidaban, esos recursos se acabarían agotando y eso también dependía del ritmo en el que extrajesen los productos. Ellos extraían los recursos de lugares o cosas donde estos se regenerasen o se renovasen en una cantidad importante y a esto lo llamaban recursos renovables.

Usaban la energía del sol, el viento y el oleaje, para producir energía. Estos se generaban constantemente ya que por lo tanto no se agotaban. Ellos vivían cerca del mar, por lo tanto eran conscientes de que el mar era la fuente de energía más poderosa y podría convertirse en el principal generador renovable del mundo y que incluso en diferentes temperaturas el agua puede producir energía. También denominaron recursos renovables a la renovación del propio recurso, como por ejemplo la carne, frutas y madera, todos estos los usaban como alimento, materia para construcción, herramientas y tejidos, pero ellos ya sabían que tenían que tener cuidado, porque aunque fuesen recursos renovables, los procedentes de la renovación biológica se acabarían agotando si los consumían a un ritmo mayor que su capacidad para regenerarse o si se destruía el recurso base que los originaba.

Un día un hombre muy avaricioso de aquel lugar empezó a explotar las tierras, ya que quería poseer más alimento, deforesto bosques, para poder encender la chimenea más a menudo y agotó los acuíferos. Construyo centrales nucleares, para conseguir energía nuclear, creyendo que era renovable, pero sin embargo es una de las más dañinas para el medio ambiente. La energía nuclear se obtiene de los combustibles, principalmente del uranio, que está en dosis limitadas en la naturaleza. Por no decir que producir este tipo de energía generaba muchísimos desechos y que la mayoría eran radioactivos o dañinos para el medio ambiente.

Los demás ciudadanos comenzaron a quedarse sin recursos, y la preocupación empezó a reinar en aquel lugar. Los habitantes intentaron buscar la manera de frenarlo, ya que sabían que si lo hacían más tarde ya no daría tiempo a arreglar todos los daños causados.

Este hombre explotaba aquellas fuentes de energía que se encontraban en la naturaleza en cantidad limitada y no podían ser sustituidas. Obtenía carbón, petróleo y gas natural, de la biomasa, y las convertía en sustancias dotadas de energía, para obtener calor y movimiento quemándolos. Las ventajas de esto, es que eran fáciles de obtener y era barato, por eso a aquel hombre no le costaba nada obtenerlas, estas eran las características de los combustibles fósiles.

Poco a poco, comenzó a desaparecer toda la fauna y la flora de aquel lugar y eso llevo a la extinción de especies, los suelos estuvieron altamente degradados y por último, había una gran contaminación en el aire por la tala de bosques.

La situación poco a poco fue yendo a peor, ya que aquel hombre no hacía ni caso a las advertencias de sus vecinos y ellos estaban muy preocupados, por el futuro de aquel lugar.
Con todo el miedo que había causado ese hombre, los vecinos comenzaron a restaurar los ecosistemas deteriorados, gestionaron los recursos de un modo sostenible y redujeron el volumen de residuos en los sistemas de producción.

Esto ayudo mucho a poder solucionar la catastrófica situación a la que habían llegado.
Con el tiempo consiguieron, que todo volviese a la normalidad y lograron conseguir entrar en razón a aquel hombre. Reconocieron la importancia de cuidar el planeta y no abusar de él, porque si no algún día podía ser que se les acabase, ya que no todo es para siempre, y esta fue una valiosísima lección que aprendieron los ciudadanos de aquel lugar y que les ayudo a poder conservar sus bienes naturales más preciados que poseían y que lo que había sucedido no volviese a suceder jamás.


  • Visto: 21

ESCOLA D'ESCRIPTURA

EUSKAL ETXEA

AEELG

EDITORIAL GALAXIA

METODE

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

EL HUYAR

AELC

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

IDATZEN