Agua

Hola, mi nombre es Agua. Siempre he querido contar cosas sobre mí, sobre mi vida, sobre todas las cosas interesantes que he vivido. Así que vayamos por partes.

Empezaré diciendo que soy algo muy peculiar: No tengo olor, tampoco sabor. Ni siquiera tengo color, aunque si me junto con el resto de mis partes adopto un hermoso color azul. No conozco de nada más en este mundo que cumpla con esos tres atributos. Sí te topas con algo que no tiene olor, color,ni sabor ¡Ten por seguro que soy yo¡

Yo llevo en este planeta mucho tiempo, tanto que ni siquiera recuerdo muy bien mi origen, sencillamente ocurrió de un momento para otro. Sea cual sea mi origen, tanto tiempo me ha dejado claro lo indispensable que soy. Todos los demás seres están hechos de mí, incluso los que viven en los lugares donde menos estoy me siguen necesitando. ¡Hasta las plantas, que no se mueven de donde están, son totalmente dependientes de beber! Y sin plantas, el mundo como lo conozco no existiría, por lo tanto ¡El mundo se acabaría si yo no estuviera en él! Pero los que más me necesitan, son sin lugar a dudas los Peces. Ellos no me beben, me respiran. ¿Qué cómo es eso posible? Pues se debe a que soy medio oxígeno, medio Hidrógeno. Y los peces en lugar de estar en la superficie consumiendo el oxígeno del ambiente, ¡Absorben el que tengo yo! Solo otros animales son capaces de hacer eso además de ellos.

Ahora que ya he dejado claro lo indispensable que soy, os contaré cómo es posible que esté en todas partes. Hay varios trucos que sólo yo puedo hacer: El primero es ser muy grande, que ocupes muchísimo espacio, que tu cuerpo sea tan grande que ocupe casi todo. Yo cubro casi las tres cuartas partes de la superficie terrestre ¡Y eso sin contar todo las partes de mí que están guardadas en los recipientes de esos extraños humanos! La segunda, es fluir fácilmente. Yo siempre encuentro mi camino para seguir avanzando, aprovecho hasta la más mínima oportunidad para seguir adelante. Esos pequeños agujeros en las rocas, los enanos poros en la tierra… ¡A veces me siento completamente imparable¡ Yo no tengo forma, y eso me permite entrar en cualquier espacio, no importa cual. Y la tercera es adaptarse a las circunstancias. Yo no sólo me encuentro en estado líquido, también puedo estar en estado sólido y gaseoso. Otras cosas son incapaces de cambiar de forma ¿La madera se está quemando? No esperes que se haga gas de madera y luego se vuelva a convertir en tablones normales ¿Esa oveja se congela? Pues seguramente que muera. Yo sin embargo no ¡Según las circunstancias me adapto una de esas tres formas y así puedo estar en lugares cálidos, fríos y de temperaturas normales!

Pero ser así no son sólo cosas buenas. Esos humanos son muy inteligentes, y crean muchas cosas increíbles. Sin embargo, ese material que ellos llaman “Plástico” ¡Qué asco que me da, qué por más que lo intento no puedo destruirlo! El resultado es que los peces piensan que es comido y que so lo comen, acabando esos plásticos en la dieta de otros animales y al final en la de los humanos. O esas gigantescas islas de basura, que me da vergüenza al verlas. Y no es sólo el plástico, los humanos hacen tantas cosas perjudiciales para qué son demasiadas para nombrarlas, y todo lo malo que me pase a mí es algo malo que le pasa al planeta y a ellos, según he visto, ¡Ellos ya están al tanto y van a hacer lo imposible para cuidarme¡ O eso espero…

A veces, me pregunto si habrá más como yo ahí fuera… Y si hay, ¿Cómo será? ¿También será tan peculiar como yo? ¿Se adaptará igual a las circunstancias? ¿Ocupará tanto espacio como lo hago yo? No lo sé, pero lo que sí sé es que soy Agua, y nadie puede cambiar eso. Da igual lo mucho que lo intentes, pero yo soy especial. Y por ser como soy, esta maravilla de planeta es posible.


  • Visto: 181

ESCOLA D'ESCRIPTURA

EUSKAL ETXEA

AEELG

EDITORIAL GALAXIA

METODE

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

EL HUYAR

AELC

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

IDATZEN