Skip to main content

Nexos cuánticos

—Sistema de oxígeno bajo. Niveles altos de radiación en el exterior. Reconversión de dióxido de carbono operativa. Reajustando. Tiempo estimado: 7 minutos. Probabilidad de fenómeno estelar: 93%. Iniciando informe completo de…
—Dalter. Por favor… "Abortar informe".

A veces me sorprende lo cándida que puede ser esta nave.

¬—Dalter, inicia transmisión. Modo: Nexo cuántico.
—Nexo cuántico emparejado. Transmisión iniciada.
—Registro C12 de la bitácora de mando. Día 38 luego de la llegada...

Inhalo profundo. Dejo que mi aliento tembloroso resuene en la metálica sala. El eco de mis palabras se pierde en el vasto lienzo estelar. Indicadores parpadeantes se despliegan ante mí en una ovalada pantalla: un puzzle cuyas piezas me muestran una realidad inevitable.

—Todo en orden en la nave. No se informan daños en los sistemas. En 24 horas, el Dalter I regresa a casa. Informo, para el registro, que la misión concluye con éxito: la eliminación de residuos basada en energía cuántica fue un éxito... Lavanya, Marala… Mamá muy pronto estará en casa.

Miento en la grabación. Sé que mi voz la escuchaban mis hijas. Ahora, en este escenario, un amargo privilegio de las comunicaciones cuánticas. Esa peculiar relación entre dos partículas, que sin importar las distancias, se vinculan de forma instantánea entre sí… Cómo extraño a mis hijas… aunque siempre las lleve conmigo.

Desde el primer día este enigmático planeta me envolvió en su misterio. Las nubes danzaban en el cielo como velos de seda carmesí. Me parecía que algo ocultaba. No sé... una sensación, un pálpito. Sé que suena tonto... Pero, ¿qué podría haber en un pedazo de roca bañada de arena flotando en el cosmos? Pues nada. Sólo nubes de amoníaco y radiación plateada que sale de esa estrella moribunda allá arriba. ¿La ven...? Fuera de eso nada. Nada más… Tarde lo entendí…

La tarea de despejar los contenedores con desechos desde el hangar de carga de la nave y enterrarlos en la superficie ha cambiado. Mis dedos trémulos acarician ese monótono quehacer. Es extraño, pero al enterrarlos siento cómo pulsan con vida propia. ¿Una rara conexión con este planeta? Un vínculo familiar… Como cuando mis hijas cantaban esa canción que tanto las hacía reír, cuando las canas ya aparecían en mi cabeza... deseos de no marcharme más de casa. No dejarlas... ¿Será que la noche me obliga a desenterrar recuerdos…? ¿o quizá algo me vino a enterrar en esta roca también...?

Sé que piensan…
Mi nombre es Kalpana Chawla, ingeniera astrofísica especializada en cristales líquidos cuánticos, y fui enviada aquí con la misión de eliminar residuos derivados de la investigación energética en mi planeta. Así que aquí estoy, la única tripulante del Dalter I. No se atrevan a juzgarme, no estoy perdiendo el juicio... es sólo que a veces, para proteger lo que más se ama, lo menos importante es revelar la verdad.

¡Marala estaría fascinada! Ahora el crepúsculo se tiñe de un color turquesa… el día parece eterno. Tarde vi las señales.

Espectros de luz incandescentes y destellos multicolores pintan mis pupilas y cubren el cielo. Perturbaciones electromagnéticas causan estallidos inusuales en la atmósfera. Una tormenta se avecina. Movimientos de tierra que te estremecen... ¿Qué estarán haciendo mis hijas...? ¿Pensarán en mí ahora mismo...? Llegó la tormenta. La lluvia cae y azota la piel de Dalter como lágrimas... Al partir, no quise llorar frente a ellas... Sigo viendo las lágrimas caer desde una de las lucernas del Dalter.

Ya comenzó el calor. No hay escape. Soy mujer de ciencia, sé cómo va esto. Los vientos en el exterior queman la piel.

—Iniciando de cierre de lucernas y esclusas. Posible daño ocular... —Dalter prosigue con el protocolo contra la radiación.

Con preocupación veo cómo la fatiga y la deshidratación evaporan mis días... Afuera, las gotas de lluvia ya se esfumaron. No sé si las volveré a ver... ¿Las volveré a ver? Hay vínculos que jamás se rompen... como las arenas de este planeta que volverán a ser de nuevo polvo de estrellas..., piel del universo que pronto tomará la forma de una tribu lejana y contará historias alrededor de una fogata... o lágrimas de un mismo mar que bañará las costas de futuros continentes.

Desde el centro del océano, una enorme ola se aproxima.

—Alteración gravitacional anómala. Protocolo de blindaje en curso. Tiempo de activación: 15 segundos...

En toda mi estadía aquí, aprendí a querer a Dalter. Ya saben, es como mis hijas. Parece muy maduro, aunque igualmente ingenuo.

—Dalter, inicia transmisión. Modo: Nexo cuántico.
—Nexo cuántico emparejado. Transmisión iniciada.
—Dalter, activa el protocolo de despegue. Nos vamos a casa.
—Protocolo de despegue activado. Advertencia: Campo de gravitación exterior inestable. Se sugiere...
—Dalter, ignición de motores por control de voz directo... Código de seguridad B3C.
Niñas, mamá pronto estará en casa... Dalter, finaliza transmisión.
—Transmisión finalizada.

Fue en ese instante cuando la supernova explotó.
  • Visto: 228