Luciferasa, la cepa que solo quería brillar

- Silencio por favor!, somos miles de millones de unidades formadoras de colonias en este nicho, y si no mantenemos el orden no lograremos comunicarnos - exclamó con vehemencia una bacteria que, a decir por sus modos, parecía tratarse de alguien importante.

- Ella es Verne, la más longeva de nuestra comunidad - le susurró una bacteria adulta a su hija, una pequeña cepa de Vibrio harveyi llamada Luciferasa.

Luci, como la conocían en su familia, sabía de quien se trataba. En muchas ocasiones había escuchado hablar de Verne, la bacteria ancestral, la última descendiente del linaje de LUCA.

- Silenciooo! - exclamó Verne nuevamente, para esta vez conseguirlo. Era el silencio más profundo que Luci hubiera percibido jamás, más profundo que el mismísimo océano Indico en el que se encontraban.

- Tranquila Luci - le dijo su madre, pero ni siquiera ella lo estaba.

Es que toda esa multitud se había congregado para debatir acerca de Luci y del próximo evento de quorum sensing que en breve tendría lugar. Ese era sin dudas el evento de la temporada, aquel que todas las bacterias anhelaban, el que ninguna quería perderse. Y claro, qué bacteria se perdonaría estar ausente el día en que, concertadamente, todas juntas fluorescerían a escala global, generando mares brillantes del tamaño de países.

De repente, Verne volvió a tomar la palabra para dirigirse a la audiencia. Y luego de mencionar algunos lineamientos generales, volteó su mirada hacia Luci. Era, definitivamente, el momento que estaban esperando…

- Como todas saben, desde hace un tiempo hemos estado evaluando la situación particular de una de las bacterias de nuestra comunidad y su inclusión en el próximo evento de quorum sensing - exclamó Verne, y enseguida continuó…

- Luego de un extenso debate junto a especialistas, y teniendo presente que el bien colectivo está por encima del bien individual, hemos llegado a la conclusión de que la incorporación de esta bacteria podría perjudicar notablemente nuestra reproducción y atentar contra nuestra supervivencia como especie. Por lo tanto, con profundo dolor hemos de comunicar que su participación quedará terminantemente prohibida…

Evidentemente Luci no era una bacteria wild type. Su genoma era levemente diferente a los demás. Por algún evento poco frecuente de transferencia horizontal de genes y mutación, Luci acumulaba pequeñas variaciones en genes necesarios para el quorum sensing y la emisión de fluorescencia, haciendo que fuera fenotípicamente distinta.

La madre de Luci se acomodó a su alrededor, ante la atenta mirada de sus hermanas y su abuela…

- Luci, quizás ahora no lo comprendas y hasta sientas que no eres parte de esta comunidad, pero tú siempre serás una de nosotras - comenzó su abuela.

- Es fácil decirlo, todas me hablan como si hubieran pasado por ello, como si supieran de que se tratara, pero la realidad es que esto solo me está ocurriendo a mi - replicó Luci, quien luego de esas palabras se envolvió en el flagelo polar de su abuela, llorando como nunca antes lo había hecho, exteriorizando así cada segundo de su vida en el que se había sentido excluida.

- Pero Luci, mi querida Luci - continuó su madre emocionada - si supieras que todos nuestros comportamientos sociales actuales, e incluso la quimioluminiscencia, surgieron de la sumatoria de eventos de mutación, en bacterias que no encajaban, quizás entonces entenderías que ser distinta al resto está bien.

- Si mamá, pero dices eso porque la distinta no eres tú, porque no eres tú la que no encaja, y porque mañana tú podrás ir a emitir fotones de luz fluorescente junto a todas las demás - dijo Luci entre lágrimas.

- Quizás la evolución tiene preparado para ti algo mucho más importante que fluorescer, solo que quizás aún no ha pasado el tiempo suficiente para que lo veas - respondió su abuela.

Pero a estas alturas cualquier intento por consolar a Luci sería en vano. Y aunque ella realmente valoraba el esfuerzo de su familia por animarla, se sentía completamente sola, incomprendida. Luci era una cepa eventualmente improbable, pero su esencia era igual a la de cualquier otra bacteria joven de su colonia. Ella no pretendía destacar, sólo quería ser una más.

Se acercaba la hora del tan esperado evento. Luci comenzó a batir torpemente su flagelo, y nadando lentamente les deseó suerte a las demás. Su familia la contemplaba mientras se alejaba, pensando que quizás no la volverían a ver jamás, pensando si realmente su camino evolutivo sería el que ella merecía. El silencio las envolvió nuevamente. Luci ya no iba a detenerse, pero a pesar de todo seguiría imaginándose junto al resto, maravillada en su primer quorum sensing. Para ella era imposible evitar la nostalgia, porque a pesar de todo era una cepa que solo quería brillar.

  • Visto: 49