La mayoría de edad de Mildred

Mildred se levantó nerviosa y feliz, hoy era un gran día, un día largamente esperado, un día especial. Por fin cumplía los anhelados 18 años. Aunque para todo el mundo era un día normal, para ella no, significaba convertirse en adulta, significaba mayor libertad, mayor poder para tomar sus decisiones, mayor autonomía. En sus recién estrenados 18 años de vida, había seguido siempre las normas, las pautas marcadas y no había sido fácil porqué siempre había generado muchas expectativas. Estaba preparada para los retos futuros, para ir en breve a la universidad, para asumir responsabilidades, para tomar sus propias decisiones
La vida se vuelve mucho más dura a los 18. Todo se complica, ella lo sabía y no tenía miedo, confiaba en sus posibilidades. Tenía una falsa sensación de euforia acompañada de una prematura nostalgia cuando pensaba en un futuro quizás alejado de su familia. Pero era valiente, esperaba con pasión las nuevas aventuras que le esperaban, los nuevos amigos y amores, quizás conocería al amor de su vida, quien sabe que le depararía el futuro. Estaba preparada para aprender, para seguir creciendo, para seguir creando. Su infancia y adolescencia estuvo llena de descubrimientos, de personajes que la acompañaron mientras crecía. Ahora ya podía volar sola, era feliz.
Había demostrado con creces sus habilidades y mucha gente quería conocerla, eso le tranquilizaba y le daba confianza. Era un momento de grandes cambios que combinarían libertad y felicidad, junto con sentimientos de aprensión. Tenía cierto temor al futuro, temor que desaparecía cuando se daba cuenta que ya estaba preparada para la vida adulta.
La mayoría de edad de las nanotecnologías
En el 2010, con el Nobel de física concedido a Geim y Novoselov por el descubrimiento del grafeno definitivamente todo el mundo se interesó en la ciencia y la ingeniería en la nanoescala, definitivamente las nanotecnologías habían entrado en la edad adulta como nuestra protagonista, Mildred. Por entonces, habíamos descubierto y mejorado nuevas técnicas de microscopía y nuevas técnicas fabricación, conocíamos nuevas propiedades derivadas de los materiales en la nanoescala y se había iniciado una revolución comercial, social y científica sin precedentes para conquistar el mundo nano. Aunque su historia comenzaba a escribirse, todavía era temprano para predecir los resultados generados fruto de la inversión y la investigación realizadas. Pero las perspectivas eran muy halagüeñas por qué no debemos olvidarnos que la historia también nos muestra ejemplos de tecnologías tempranamente reconocidas como muy prometedoras que han acabado dando sus frutos como la tecnología de los semiconductores o la biología molecular, por nombrar solo dos ejemplos. ¿La nanotecnología sería otro nuevo ejemplo?
Sin lugar a dudas, la respuesta es afirmativa, la ciencia y tecnología que opera en la escala de los nanómetros (entre 1 y 100), siendo un nanómetro la millonésima parte de una hormiga, está plenamente consolidada. Sin duda alguna había entrado por derecho propio en la edad adulta.
Varios hitos marcan su historia y muchos de ellos concluyeron en premio Nobel. Un premio Nobel de física en 1965, Feynman, aventuró en el lejano 1959 que seríamos capaces de manipular la materia a escala atómica. En 1981, los premios Nobel de física de 1990, Binnig y Rohrer, descubrieron el Microscopio de efecto Túnel, un microscopio capaz de ver y manipular átomos por primera vez en la historia. Los premios Nobel de química de 1996, Smalley, Kroto y Quake, revolucionaron el mundo científico con el descubrimiento de una nueva forma de carbono de únicamente un nanómetro de diámetro, los fullerenos en 1985 y los premios Nobel de física de 1990, descubrieron el grafeno en el 2004. Por último, los premios Nobel de química del 2016, Sauvage, y Stoddart y Feringa, marcaron los primeros pasos de las máquinas moleculares.
Actualmente, las nanotecnologías se mueven en números considerados y considerables, desde el punto de vista de inversiones o de productos. Por ejemplo, algunos estudios muestran que el mercado de las nanotecnologías superará los 124 mil millones de dólares en el 2024 y a día de hoy, se acercan a los diez mil productos nano en el mercado. Pero esto no es casual, porqué desde los gobiernos de todo el mundo se ha invertido mucho dinero. Por ejemplo, solo EEUU ha invertido cerca de 29 mil millones de dólares desde el 2001.
Y en que repercuten estos números, en prácticamente cualquier sector industrial: La medicina está cambiando gracias a las nano, una de las herramientas contra la emergencia climática son las nano. Tenemos gran influencia de las nano en sectores como la cosmética, construcción, automóviles, textil, pinturas, alimentación, etc.
Así que es indudable que la joven que conseguía la mayoría de edad al inicio de nuestra historia y que representaba una metáfora de las nanotecnologías, puede estar tranquila y segura, su momento ha llegado, ya está preparada para conquistar el mundo, ¡el futuro será nano!
  • Visto: 32