IE. El internet de la energía

― ¿Saben cuál fue el mayor logro de la humanidad? ¿Alguien sabría responderme?
―El primer viaje a la Luna.
―Bien apuntado Helena, sin dudas, fue un gran logro para la humanidad y abrió un nuevo camino en la investigación del espacio, pero no, no fue eso.
― ¡Las energías renovables!
―Te acercas Marcos. Una pista, todos tenemos uno en casa.
―El CEP.
―¡Casi Gia! El Cuadro de mando Energético Personal, ese aparato tan corriente y común que todos tenemos en casa, ¿verdad? Con él, somos capaces de leer en tiempo real el precio del kilovatio/hora, de manera, que podemos programar nuestros electrodomésticos para que funcionen cuando es más barato. No solo eso, el CEP, gracias a los microchips incorporados en todos nuestros electrodomésticos, es capaz de controlar el termostato o la calefacción para que se desconecte durante pequeños periodos de tiempo o regular la temperatura de nuestros hogares, de manera que, ahorramos energía. Activa el lavaplatos o la lavadora por la noche y compra los electrones justos para que tu casa funcione sin incidencias. Con este aparatito, no solo usamos la energía cuando es más económica, si no que la usamos con más eficiencia, ahora nuestros electrodomésticos gastan un tercio de la energía que gastábamos hace 15 años. Igual que somos capaces de comprar los electrones justos, somos capaces de hacer que nuestros electrodomésticos o el coche vendan parte de la energía almacenada. Esta misma mañana, como hago todos los días, aparqué y enchufé el coche a la red, 5 minutos más tarde recibí un mensaje de la compañía eléctrica donde se me informaba que había un déficit de energía en la red eléctrica, que le precio del kw/h estaba a 40 céntimos y que la carga de mi coche era del 70 %. De acuerdo con la configuración que introduje en el CEP del vehículo, la compañía me había comprado la energía que necesitaban hasta que la batería de mi coche alcanzó el 50%. En lo que va de mes, mi coche me hizo ganar 16 euros. Pero no solo nos da beneficios económicos, hemos reducido nuestras emisiones de C02 en un 50%, se han generado en todo el país miles de nuevos puestos de trabajo, hemos fortalecido y reinventado nuestra industria económica, hemos conseguido entre todos, generar la suficiente energía como para iluminar regiones del mundo, como el centro africano o las zonas rurales asiáticas, que, a su vez, se ha traducido en un aumento del potencial y de los recursos humanos. Que hayamos creado este Internet de la Energía produjo que en países donde el déficit de energía impedía a las personas desarrollar su intelecto, si lo hicieran. Muchas más personas preparadas, innovando, investigando, emprendiendo, preocupándose por vivir y no sobrevivir. Socialmente, hemos reducido tanto la pobreza, que hemos sido capaces de estabilizar nuestra población, somos el mismo número de personas que hace 30 años, consumiendo muchísima menos energía. Además, el acceso a la energía para todos, originó una disminución de esa sensación de falta de seguridad y miedo general que reinaba en el periodo de la crisis energética debido a la escasez de recursos, consiguiendo que se redujeran los ideales extremistas y radicales. Pero, aun así, ni el CEP, ni este gran ecosistema de la energía inteligente y bidireccional, que mantenemos activa entre nuestros hogares y las empresas eléctricas, no son el mayor logro de la humanidad.
―Pero profesor, entonces, ¿Cuál ha sido? No se me ocurre que más puede ser el mayor logro de la humanidad.
―Muy sencillo chicos y chicas, la sociedad fue capaz de convencer, poco a poco, a los gobiernos para que aprobaran un elevado impuesto al barril de petróleo. De esta manera, se incitó a que fuera rentable invertir, investigar e innovar en formas alternativas de obtener energía y en mejorar la eficiencia de su uso ya que, podían competir con el petróleo. Es decir, la sociedad, aceptó pagar impuestos más alto por consumir energías no renovables a cambio de que ese dinero estuviese destinado a salir de esa crisis energética en la que vivíamos, y no solo conseguimos eso, si no que acabamos con la crisis humanitaria. Nuestro mayor logro fue la conciencia, empatía, el altruismo y la humanidad.
Justo en ese momento sonó la alarma.
―Y hasta aquí la clase de hoy, recordad que el lunes comienza la semana de los parciales, en el primer examen entran los temas del 1 al 6, desde la prehistoria hasta la edad contemporánea, ¡buen finde y a estudiar!
  • Visto: 64