GRAVEDAD

GRAVEDAD
Seudónimo: NEWTON
- A ver Newton, explícanos como tú difieres de la Ley de Gravitación Universal y refutas al brillante científico del cual tomaron su nombre para ponértelo.
- Yo no sé por qué se ha formado tanta bulla y revuelo por lo que he dicho. No me canso de repetirlo que lo que he expuesto es una idea, una hipótesis primaria que necesita de muchas horas, días, meses o años de estudio para explicarla coherentemente. Me llamó la atención el hecho de que pudiera muy bien explicarse el descubrimiento de mi predecesor de otra forma, de otra manera. Más simple, sin necesidad de acudir a ese fenómeno extraño como una fuerza rara que hace que se ¨atraigan¨ dos cuerpos y, además, que ella es directamente proporcional a la masa de ellos e inversamente proporcional al cuadrado de las distancia que los separa.
- Entonces tú discrepas totalmente de los descubrimientos hechos sobre la Ley de Gravitación Universal, las leyes de Newton e inclusive ¿cuestionas la existencia de la fuerza?
- Aguante un momento, en ningún momento me he cuestionado la presencia de la fuerza en la interacción entre dos cuerpos. Respeto y reconozco la brillantez y grandeza de los descubrimientos y formulaciones de Don Isaac, lo que intento encontrarle una explicación más simple y no tan rebuscada y compleja.
- A ver, explícame tus puntos de vista porque el efecto que hace esa fuerza gravitatoria en cuerpos que no están en contacto físico es fácilmente demostrable en el caso de las mareas por la atracción que hace la luna sobre al mar y el fenómeno de ingravidez de los objetos y cosmonautas cuando se alejan de la tierra.
- Le voy a explicar esos dos ejemplos desde mi punto de vista pero déjeme antes enunciarle mi idea: Para mí, la fuerza es impulsiva, no atractiva. Me explico. Los objetos tienden a unirse porque una fuerza exterior los empuja, no porque una fuerza interna dentro de ellos hace que se atraigan. ¿Y cuál es esa fuerza? La que durante millones y millones de años han expulsado y siguen expulsando al espacio los infinitos soles y estrellas que pueblan el firmamento. Para circunscribirnos solamente a nuestro planeta, este se encuentra sumergido dentro de un campo de fuerzas generado por estas fuentes inagotables de energía, como un objeto dentro del agua el cual recibe una presión constante en toda su superficie. Por eso es que todo, absolutamente todo, es ¨empujado¨ contra su superficie, no porque la tierra los atraiga.
En el primer ejemplo. El de las mareas. Hasta ahora se ha explicado como que la luna atrae la masa de agua, la arrastra la cual, por cierto, produce marea alta seis horas después que la luna pasó por ese lugar aunque ese fenómeno se explica por la fricción de la masa de agua que retarda su movimiento. Yo lo explico porque la masa de la luna sirve de pantalla u obstáculo a la fuerza externa y el área debajo de ella recibe menos fuerza de empuje lo cual aprovecha el agua de mar para desplazarse hacia esos sitios, empujada por la mayor fuerza exterior que no ha sido bloqueada por la luna.
En el caso de la ingravidez que se constata dentro de las naves interplanetarias se explica de igual forma. Sobre la superficie terrestre todo se encuentra empujado hacia la tierra por esa fuerza exterior porque el propio globo terrestre bloquea la fuerza que existe en el lado opuesto del planeta, se rompe el equilibrio y domina la componente exterior. Al separarnos de ella y alejarnos, se restituye el equilibrio y los objetos y los cosmonautas reciben la fuerza de empuje desde todos lados y equilibra la que antes predominaba experimentando la sensación de falta de peso y flotabilidad similar al que experimentan los animales marinos y los buzos al poder ¨volar¨ en el espacio submarino tridimensional del océano al igual que los pájaros en el aire.
- Te felicito Newton, has expuesto tu teoría brillantemente y con bastantes argumentos los cuales pueden ser objeto de debate y réplica pero basta por hoy. Descansemos y continuaremos mañana, ¿está bien?
- Padres de Newton. Los he mandado a llamar para informarles que su hijo ha sido dado de alta. Es un chico inteligentísimo y perfectamente normal. Esas ideas suyas pueden estar equivocadas pero demuestran que no puede frenarse el desarrollo del intelecto y de la imaginación a ninguna edad. Que debe estimularse a que las personas investiguen, busquen, desarrollen sus ideas y en esa búsqueda de las respuestas a sus interrogantes y el debate y confrontación de diferentes puntos de vista, tendencias y criterios, nos acercaremos cada día más a la verdad y al descubrimiento de nuevas innovaciones científicas. Felicidades, tienen un hijo brillante.
  • Visto: 57