Explorer: Espacios Lúdicos


Es claro lo que ocurre aquí maestra Lupe, aquellos niños hicieron un alboroto en la sala de ciencias, derramando unos matraces de potasio y ni hablar de los materiales anexos al microscopio, todo quedó hecho pedazos, oigan no somos los únicos culpables del incidente según mi lógica juvenil también se encontraban cerca Felipe y Paola, se levantó sobre la mesa y dijo fuertemente respondan ¿Quién es el verdadero culpable de esto? Basta niños, basta no busquemos responsables además no habrá ningún castigo eso no sería lo correcto, ¡Genial Felipe! nos salvamos, pero si habrá una tarea extra -espera que, para todos sin excepción es como una lección moral, una lección de aprendizaje, el tema será cualquier objeto físico que gravite en el espacio sideral, considerando las fuerzas de atracción y repulsión obviamente, no importa cómo se vea o quién lo sea, sólo importará la creatividad de sus inventos, fabuloso tenemos más trabajo de investigación compañeros, algunos enojados por el aviso anunciado y otros con una sonrisa dibujada entre rayones de colores pues parecía interesante diseñar un objeto espacial algo lúdico e inusual un ¿Explorer quizá?
¿Como se verá? ¿Flotara? ¿Tendremos tiempo para jugar?, Se preguntaban entre ellos, su imaginación era infinita como estrellas en la noche lunar, generalmente empezábamos con algunas bromas de dados ¿Porque dados? Pues fácil ya que cada número al lanzarlo representaba un modo diferente de sorprender a nuestros amigos, a nuestros compañeros fieles de trabajo para hacerles pasar un buen rato, asimismo al momento de darnos material relevante nos ponemos las pilas rápidamente, por ejemplo Ramiro es un genio, siempre en el meollo del conflicto pide herramientas de trabajo comunes y hace maravillas geniales, además tiene un gato juguetón llamado Ramón, ronroneando el ambiente social que se generaba en un clima de tranquilidad, a veces sucedía que sus maullidos traían confianza y otras un desorden para limpiar ¿Será suficiente? -alzo la voz Hugo tengo pegamento, tijeras y cartulina azul además el área aproximada del modelo es de 16 metros cuadrados, mientras tanto Guido tocaba la guitarra ¡Qué linda tonada! es inspiración pura dijo Gaby, así fluían las ideas más rápido, lo ideal era dividir pequeños grupos para cada uno, sin muchas adivinanzas repetidas Hugo y Ramiro salieron a tomar un descanso, suspiros se oyeron al costado del patio de Gaby, de pronto se acercó a ellos Clara, una pequeña niña jugando con su yo-yo este subía y bajaba, bajaba y subía vaya movimiento singular pensó Hugo y Ramiro procedió a conseguir una forma útil de darle suspensión a un objeto sin gravedad, Clara seguía dando saltos con su yo-yo mientras tomaba uvas dulces del recipiente, ¡Eureka! surgió un rayito de ingenio en sus brillantes mentes, la maestra Lupe quedará muy sorprendida por nuestro objeto espacial ¿En serio? por supuesto sólo falta hacerlo realidad así entonces todos en acción se pusieron a trabajar midieron, cortaron y pegaron al mismo compás, terminando después de un tiempo lento ¡Ya está! gritaron juntos al ritmo de la guitarra de Guido ¡Vaya pasada! y hermosa tonada por supuesto.
Talán, tolón, talan, tolón sonaban las campanas fuertemente, a la mañana siguiente Gaby llevo el trabajo como lo acordaron al salón principal en nuestro querido colegio así todos hicieron su exposición, aunque quizá algunos no pero sí disfrutaron y prestaron muchísima atención a Ramiro, Hugo, Gaby y los demás integrantes del equipo, listo pongan atención -dijo la maestra Lupe, un momento de silencio y redoble de tambores para revelar el misterioso objeto espacial, ¿Que era? ¿Como se veía?, se oía susurrar a sus compañeros, al mostrar de manera lúdica su apariencia todos quedaron asombrados, hasta la maestra Lupe quedo atónita unos segundos, después pidió aplausos, muchos aplausos y luego pregunto ¿Tiene algún nombre en especial, ¡Rayos lo olvidamos! rápido piensen en algo, después de varios intentos fallidos y algo pintorescos surgió lo siguiente -que les parece Explorer, un misterio sin descubrir, ¡Bien Guido! todos apoyaron la sugerencia dejando ese nombre que pronto se haría realidad, chocaron las palmas en un griterío despidiendo aquellos recuerdos lejanos, así sucedió varios años después, puesto que la ciencia inspiro los lazos de amistad que tenían, además de la música por supuesto, cumpliendo su fugaz sueño de enviar a Explorer al espacio sideral, nunca fue fácil para nosotros pero gracias al colectivo pudimos lograrlo ¿No es así Gaby? por supuesto, así quedó aquella frase creativa para siempre, si te gustan las estrellas haz amigos para tenerlas junto a las ciencias.
  • Visto: 102

ESCOLA D'ESCRIPTURA

EUSKAL ETXEA

AEELG

EDITORIAL GALAXIA

METODE

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

EL HUYAR

AELC

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

IDATZEN