LA REVOLUCIÓN DE LAS HORMONAS

A lo largo de la vida las personas experimentamos cambios en nuestro cuerpo además de en nuestro comportamiento.
¿Pero te has parado a pensar a que se debe esto?
Estas alteraciones, se deben a los mensajeros químicos del cuerpo que viajan a través del torrente sanguíneo hacia los tejidos y órganos, llamados las hormonas.
Y esto, fue lo que le pasó a Diana, una niña de 13 años. Una mañana se levantó para ir a clase de Biología y pudo experimentar como poco a poco su cuerpo había ido cambiando y ya no era una niña. Pudo observar cómo había aparecido el vello púbico y axilar, además de ver que sus camisetas ya no tenían un aspecto liso, sino que por el crecimiento de las mamas hacía una especie de bulto, y por último como su estatura había evolucionado porque ya podía llegar al último cajón del armario.
Pero ¿Por qué no se había parado a reflexionarlo hasta esa mañana?
Pues, su tren hacía otra etapa había llegado con la aparición de la menstruación, el sangrado vaginal que ocurre en el ciclo menstrual de la mujer.
Diana, un poco más calmada e dirigió a clase, pero seguía sin entender nada de lo que le estaba pasando a su cuerpo, por eso esa misma mañana a pesar de un mal trago tuvo un pequeño golpe de suerte que le hizo entender el porqué de todo.
La profesora de Biología, ese mismo día, explicó que entre los 8 y 14 años, el efecto de las hormonas hipotalámicas situadas en el cerebro marca el inicio de la pubertad, en ese mismo instante, entendió que lo que le estaba pasando era una revolución, pero quería saber más cosas, por lo que siguió escuchando.
La profesora, continuó diciendo que los ovarios empiezan a segregar hormonas sexuales además de los testículos, sobre todo estrógeno y progesterona los ovarios de las chicas y testosterona los testículos de los chicos y los cambios que suceden a diario, afectan tanto al aspecto físico como al estado de ánimo.
Diana escuchaba muy atentamente ya que estaba empezando a con cuadrar muchos acontecimientos.
La profesora, continuó diciendo que empiezan a crecer las mamas y el vello corporal, ellos tienen su primera expulsión de semen y ellas su primera menstruación.
Mientras, las emociones están a flor de piel y lo peor que dijo fue que todos los cambios hormonales no suceden al mismo ritmo y por eso, los adolescentes son como unos niños /as grandes con necesidades contradictorias debido a sus cambios de humor, el pensamiento de que nadie les comprende y por si fuera poco los cambios de ánimo variados.
La profesora terminó su explicación sobre todos los cambios en la adolescencia debido a las hormonas y al mismo tiempo la clase finalizó.
Durante el camino de vuelta a casa, Diana, reflexionó sobre todo lo que había pasado y llegó a la conclusión de que empezaba ese mismo día una etapa nueva llena de revoluciones hormonales de la que formaba parte su crecimiento y maduración como ciclo de la vida.
  • Visites: 33