LA ILUSIÓN DE UN PADRE

Estaba sentada en el sillón de la oficina de mi padre, inmersa en mis pensamientos,
cuando de repente un extraño logotipo situado sobre las notas de mi padre llamó mi
atención. Ponía Corax escrito en mayúsculas con un color naranja muy llamativo.
La curiosidad me pudo ya que nunca lo había visto y le pregunté:
- ¿Papá ese logo de que es?
Yo sabía que él estaba trabajando en un nuevo proyecto pero nunca me llegó a contar
nada sobre este.
-Es el logo de mi nuevo laboratorio, Alix, ¿que te parece? - Me contestó con entusiasmo
-¿Nuevo laboratorio? - Le pregunte con curiosidad y un poco desconcertada.
-Sí, a día de hoy nuestra empresa tiene mucho dinero y tu madre y yo hemos decidido
emplear ese dinero para montar un laboratorio destinado a hacer pruebas con la ayuda de
la biotecnología.
Mi padre se llama Félix,es biotecnólogo, y su sueño siempre a sido trabajar en un
laboratorio con el fin de ayudar a avanzar en este campo de la ciencia.
Ya teníamos el lugar donde iba a estar el laboratorio solo había que pedir el material y ya
estaría listo.
Una vez ya nos llegó todo el material y comprobamos que estaba en buen estado lo
transportamos todo al laboratorio y lo colocamos en su sitio correspondiente.
En unas semanas ya estaba todo listo, teníamos empleados y todo comenzó
correctamente.
En un principio todo iba bien mi padre estaba muy ilusionado, era tal su ilusión que a mi
me apetecía trabajar junto a él, yo ya había acabado la carrera de biotecnología hacía dos
años incluso conseguí trabajo y ahora que mi padre tiene su propio laboratorio dedicado a
esto me encantaría trabajar con él, pero no me deja, no entiendo el porque. Siempre me
dice lo mismo:
- No se debe juntar familia y trabajo, siempre sale algo mal.
No lo entiendo desde pequeña me ha dicho que le encantaría poder compartir su
profesión conmigo y ahora que puede no quiere. Ya casi ni lo veo porque no viene a
cenar, el nuevo laboratorio lo tiene demasiado ocupado.
...
Han pasado un par de años desde que mi padre creo el laboratorio Corax, el laboratorio
tuvo mucha fama ya que consiguió grandes avances para la mejora de los seres vivos.
Ahora mismo yo también estoy trabajando en el laboratorio, según mi padre era una
inexperta todavía. En fin, ahora estamos trabajando en un dispositivo que ira implantado
en el cerebro humano. Este dispositivo será capaz de curar enfermedades como el
Alzheimer, Parkinson, la demencia, lesiones de columna, o daños cerebrales, otras
patologías como las pérdidas de memoria y audición, el insomnio, la depresión y las
adicciones, bloqueando partes del cerebro para tratarlas.
A parte de esto este dispositivo también permitirá escuchar música directamente en el
cerebro a través de un chip o controlar el nivel de hormonas para usarlas en nuestro
beneficio.
Este dispositivo llamado Neurocorax será un gran paso en la ciencia.
La forma de introducirlo en el cerebro no es muy compleja gracias a la tecnología que
tenemos hoy en día. Con la ayuda de un robot quirúrgico, una parte del cráneo se

reemplaza con un disco Neurocorax y sus delgados cables se insertan estratégicamente
en el cerebro.El disco registra la actividad nerviosa, transmitiendo la información a través
de una señal inalámbrica Bluetooth común a un dispositivo como un teléfono
inteligente,ampliando así nuestras capacidades.
Uno de los trabajadores de mi padre afirmó:
-En realidad, encaja bastante bien en tu cráneo, podría estar debajo de tu cabello y no lo
sabrías.
Por tanto este invento revolucionario no será nada incomodo para las personas que lo
lleven, y de momento tenemos pensado que la primera versión del proyecto se utilizará
para ayudar a los pacientes con problemas de movilidad o con miembros amputados a
controlar algunos aparatos electrónicos como sus teléfonos inteligentes y teclados.
La semana que viene vamos a intentar probar el Neurocorax en un chimpancé, ya que
este simio es uno de los más parecidos a los seres humanos.
Mi padre esta muy orgulloso de haber creado este laboratorio ya que si no hubiera sido
así quién sabe si esto podría haber sido posible. Mucha gente gracias a estos avances se
ha interesado un poco más por la ciencia y se ha dedicado a investigar para estar bien
informado del asunto y eso me enorgullece.
Es fascinante el sentimiento que recorre mi cuerpo al encender la luz del laboratorio y ver
como recorre cada rincón y que todo eso haya sido posible gracias a la confianza que
puso mi padre en su día para formar todo esto y que ahora yo forme parte de ello.
  • Visites: 92