El misterio del ascensor

Hace unas semanas me mudé con mi novio a un piso, era bastante antiguo pero igualmente era acogedor. Como nos lo alquilaban, estaba en mal estado.

El día que estábamos desempaquetando las cosas nos fuimos a dormir bastante temprano ya que él debía ir a trabajar. Al día siguiente vi que había una guía de supervivencia sobre la mesa. La empecé a leer y decía que nadie podía usar el ascensor entre las 1:00 am y 1:30 am y 3:00 am y 3:33 am, me pareció una tontería así que lo ignore totalmente.
Horas más tarde él aún no había llegado. Yo muy preocupada empecé a llamar a su trabajo para ver si había ido, me dijeron que nunca se presentó. Me acordé de lo que decía la guía y empecé a preocuparme por lo que le podía haber pasado.
La guía también decía que si tenía alguna pregunta le preguntase al cartero y eso hice. El cartero, que llevaba más de 20 años trabajando, me explicó que había una especie de criaturas que vivían en el ascensor en esas horas y que no sabía qué le pasaba a la gente que lo usaba a dichas horas. Yo le pregunté si podía hacer algo para que mi novio volviera, me dijo que sí, pero que sería muy peligroso. Le dije que lo tenía que pensar.

Durante unos cuantos días decidí investigar el misterio del ascensor, fui preguntado a los vecinos pero todos me cerraban la puerta en la cara. No sabía que tan serio podía ser el problema. Le pregunté al cartero dónde vivía la antigua dueña, la autora de la guía, me lo dijo y fui.
Pasamos un buen rato hablando sobre el edificio pero no me ayudó a saber más sobre el ascensor. Fuimos a su jardín y pude ver que había algo en el cobertizo.
-¿Que hay allí?
-Es una larga historia.
Me contó que su nieta se quedó a dormir una noche a su casa, ella no sabía que era sonámbula, pero cuando lo supo ya era demasiado tarde. Vio como esas criaturas se llevaban a su nieta, ella, desesperada, intentó pedir ayuda, no la consiguió y ahora su hijo y su marido la odiaban por lo que hizo. Lo que había en el cobertizo era su nieta, pero no era la misma, tenía el aspecto de esas criaturas. Yo le conté lo que me había pasado y me dijo que nunca volvería a ver a mi novio. Me dio igual lo que dijo, en ese momento yo solo quería saber cómo recuperarlo. Lo único que me dijo fue que tenía que entrar a esas horas en el ascensor y luchar por mi vida.

Cuando ya estaba preparada para entrar, esas criaturas me inmovilizaron y empezaron a quitarme partes de la piel. Me quedé inconsciente durante un rato, cuando me desperté vi que estaba en un cohete. Yo no sabía lo que pasaba hasta que me di cuenta de que estábamos yendo a la luna.
-¡SOLTADMEEE, ¿DÓNDE ESTOY?!
Miré hacia un lado y allí lo vi, él estaba sentado a mi lado pero estaba dormido.
-¿¡QUÉ ME HABÉIS HECHO!?
No me acuerdo de qué pasó después porque me volví a quedar inconsciente.

Cuando me desperté vi que estábamos en la parte oscura de la luna, había una civilización extraterrestre.
Me pusieron en una camilla y empezaron a hacerme pruebas muy dolorosas, no sabía lo que querían. Nunca más volví a ver a mi novio. Cuando acabaron de hacerme las pruebas, me explicaron lo que intentaban hacer. Estaban creando un ejército de humanos para invadir la tierra y habían estado muchos años observándonos para aprender nuestros idiomas.
Me preguntaron si quería colaborar con ellos, no tenía otra opción, así que acepté. Primero intenté escapar pero era imposible.

Habitantes de la tierra, no sé cuánto tiempo me dejarán con vida, tened cuidado, este ejército intentará infiltrarse en la sociedad y cuando menos os lo esperéis atacarán y se quedarán con la tierra. Espero que esto os sirva de algo y os podáis salvar de lo que me hicieron a mí.
  • Visites: 95