DAFNE DESCUBRE EL UNIVERSO

Esta es la interesante historia de Dafne.
Dafne nació en Valladolid en el año 2100. Desde pequeña soñaba con viajar por el universo y conocer todos sus secretos. Se hacía preguntas que a veces los científicos no sabían responder, pero ella les daba un significado mágico con su tremenda imaginación.
¿Qué pasará cuando se desgaste la energía de luz y calor que desprende el Sol y se transforme en otro tipo de energía, podremos seguir viviendo los terrícolas en el planeta Tierra? ¿podré viajar más allá del sistema solar? y si me atrapa un agujero negro… ¿dónde me llevará? ¿podré salir de allí?
Como su tamaño le permitían viajar en las nano-naves espaciales, entró en un proyecto de la NASA en el que compartiría espacio con un robot mega inteligente para viajar por los planetas del sistema solar y luego adentrarse en la Vía Láctea con el objetivo de encontrar planetas que tuviesen las mismas condiciones que la Tierra y poder contactar con extraterrestres inteligentes.
Con 12 años se embarcó junto con kobit, el super robot a quien conoció cuando preparaba el viaje espacial y de quien se hizo muy amiga, en la nano-nave espacial y comenzaron el viaje con mucha ilusión.
Desde la nano-nave se comunicaban por un sistema de ondas electromagnéticas producidas por un aparato especial diseñado por los ingenieros de la NASA que estaba acoplado en la parte delantera de la nano-nave.
Así descubrió los cráteres de la luna, el torbellino de gas de Júpiter conocido como la gran mancha roja, navegó entre los anillos de Saturno, viajo, en su órbita elíptica, con el cometa Halley en la noche interestelar y así sin darse cuenta se encontró fuera del sistema solar en un mundo desconocido.
Se aproximaron a una estrella gigante roja que les llamó mucho la atención, descubrió estrellas que se estaban apagando y que estaba segura que desde la tierra se veían muy brillantes ocupando posiciones significativas en las constelaciones que se veían desde La Tierra.
Por arte de magia vio un sol muy parecido al nuestro y planetas que giraban a través de él, pensó que se acercaba a casa, pero ¡qué va! era un sistema solar nuevo y ahí en medio apareció un planeta verde azulado. Como estaba cansada de tanto viajar le propuso a kobit aterrizar en ese planeta que se veía tan bonito, cuanto mas se acercaban colores verdes, amarillos y azules con mucho brillo se dejaban ver, tanto kobit como Dafne se quedaron medio petrificados y sin palabras al ver tanta belleza.
Decidieron aterrizar para informarse sobre ese planeta tan fantástico y fabuloso y dar la noticia a la tierra. Aterrizaron en una especie de valle donde las plantas eran de color azul cian muy brillantes, había ríos de agua color verdoso analizaron las propiedades del agua, el aire y los vegetales. Enviaron los resultados a La Tierra para que les diesen más información por si era compatible con la vida que ellos tenían en La Tierra y así poder caminar por ese planeta sin los trajes espaciales que llevaban puestos. También vieron a unos seres parecidos a los humanos, pero con un rostro grisáceo, grandes cabezas y extremidades, también vieron diferentes tipos de animales, algunos parecían muy inteligentes y aunque no nos habíamos dado cuenta, todos sabían que estábamos allí y nos vigilaban.
Eran pacíficos y tardaron un tiempo en acercarse a nosotros, cuando lo hicieron todos parecíamos tener curiosidad por los otros. Por fin pudimos comunicarnos, aunque su lenguaje era extraño, pero entendían muy bien nuestro comportamiento, nos habían estado estudiando y aprendieron nuestro lenguaje, estuvimos muy a gusto con ellos, nos trataron muy bien y hicimos grandes amigos, nos transmitieron grandes conocimientos y un código de transmisión inter espacial para comunicarnos con La Tierra, nos dijeron que su planeta se llamaba Esturión y su sistema solar El Gran Keops. Nos despedimos, pero íbamos a seguir estando compartiendo información para conocer mejor los secretos del universo.
De vuelta a casa nos despistamos y un agujero negro nos atrajo con tanta fuerza que hubo unos momentos que no sabíamos donde estábamos, volábamos a una inmensa velocidad, allí no había tiempo ni espacio, por fin el agujero negro nos escupió a un nuevo espacio inter estelar tranquilo, pudimos comunicarnos con Esturión y nos orientaron hacia nuestro sistema solar.
Cuando por fin aterrizamos en La Tierra, notamos algo extraño, todo había cambiado mucho, ¿pero si sólo habíamos estado 2 años fuera? Por fin nos dimos cuenta que lo que para nosotros fueron 2 años, en La Tierra habían pasado 20 y los científicos habían envejecido y otros nuevos se habían incorporado, incluso un antiguo compañero del colegio era ahora un prestigioso ingeniero.
Fue una estupenda aventura que facilitó mucho el avance científico en los viajes espaciales.


  • Visites: 135