De Flor en Flor

Puedo decir con seguridad que, cuando pudimos distinguir La Tierra entre la oscuridad del espacio profundo, lo primero que pensamos el equipo y yo fue, si realmente ese planeta estuvo habitado por nosotros tantos milenios. Las redes afirman que nuestra civilización tuvo que dejar La Tierra en el año solar 2818, por los altos niveles de toxicidad en la atmósfera y los océanos, toda forma de vida perecería si permaneciese en La Tierra unas décadas más, ese fue el motivo por el que llevamos viviendo 3000 años en Nova Terra, a años luz de nuestra madre ancestral.
La nave Old Memories, del sector de Investigación y Exploración, fue enviada con un equipo de investigación, el objetivo era comprobar si La Tierra, seguía siendo nociva, o se había recuperado. Como todos esperábamos, La Tierra, había dejado de ser nociva, hacía unos 1800 años, la vegetación había crecido masivamente, y por consecuencia, los niveles de oxígeno habían subido de un 21% a un 33%. Se podían distinguir aun nuestras antiguas construcciones desde el espacio, algo bastante raro.
Dejamos a Old Memories en órbita y descendimos James, Julio, Dimitri, Víctor y yo en una nave de exploración llamada Apolo. Desde Old Memories, Rick, Lamar, Hong y Lauren nos guiarían e informarían de novedades en nuestra travesía.
Apolo se posó en una playa, en la antigua Barcelona, España. Al salir de la nave, nuestros aparatos, empezaron a recibir sutiles estímulos que apuntaban a posibles formas de vida, la gravedad aquí era menor que en Nova Terra, y el aire se presentaba en su más pura forma. Dimitri liberó sondas de exploración en el mar, que enviarían datos a Apolo, y junto con Víctor, se quedó en la nave de exploración para estar en contacto con Old Memories, ya que nuestros transmisores solo llegaban a Apolo.
Cuando James, Julio y yo nos adentramos en la oscura selva junto a la playa empezamos a ver cientos de insectos y reptiles, esto significaba que, habían nacido nuevas especies en La Tierra. Aquellas raras criaturas tenían además un tamaño descomunal para lo que eran, mosquitos de 30 centímetros, lagartos de 2 metros… como podía ser posible… la vida no evoluciona tan rápido en tan poco tiempo… ¿Sería por el alto porcentaje de oxígeno de la atmósfera? Según nos adentrábamos en la selva en busca de algo más, nos topamos con una enorme escultura muy extraña, la escultura no parecía humana, y no tenía vegetación por encima, por lo que parecía relativamente reciente. Aquella escultura de metal semi-oxidado tenía en su parte inferior, caracteres escritos no humanos. Mientras investigábamos aquella misteriosa escultura, de entre la oscuridad apareció una araña de unos 90 centímetros de envergadura y mordió a James, inmediatamente Julio y yo lo agarramos y lo llevamos a Apolo, James apenas podía moverse tras la mordedura.
Cuando llegamos a Apolo, no vimos ni a Dimitri ni a Víctor, solo se oía a Lauren desde Old Memories preguntado por la radio con voz asustada. Julio fue a dejar a James en la enfermería del Apolo y yo le pregunté a Lauren si sabía porque no estaban ni Dimitri ni Víctor en la nave. Con voz quebradiza, Lauren me respondió que Dimitri hacía 10 minutos le dijo que Víctor había desparecido cuando fue a mear cerca de la selva entre gritos de auxilio, mas tarde, Dimitri desapareció también entre gritos. Mientras Lauren me contaba esto, se oían a Hong y Lamar gritando que teníamos que volver ya. Al parecer Old Memories con sus radares había detectado núcleos masivos de vida por toda La Tierra y uno cerca de nosotros, esto significaba que estaba habitando alguna civilización posiblemente inteligente en La Tierra, de ahí la rara escultura, y las violentas desapariciones de Dimitri y Víctor.
Yo asustada se lo fui a decir a Julio y James. Ni Dimitri ni Víctor respondían por su transmisor, así que, muy asustados los 3, despegamos en Apolo y volvimos a Old Memories. Una vez ahí, pudimos comprobar los datos recogidos. Rick, el biólogo de la nave, que había estado estudiando estos datos, nos dijo, que había altas posibilidades de que una civilización avanzada, había dejado su planeta moribundo y se habían asentado en La Tierra como hicimos nosotros con Nova Terra y se habían llevado el ADN de los animales de su planeta para clonarlos después en La Tierra, también como hicimos nosotros.
Tras un largo y duro debate decidimos volver a Nova Terra dejando a Dimitri y Víctor muy a nuestro pesar. No vimos naves alienígenas, ni a los mismos alienígenas, pero los datos apuntaban que hace unos 700 años, una posible civilización alienígena se asentó en La Tierra.
Sin embargo esto no quedaría así, estábamos dispuestos a volver a La Tierra acompañados, a rescatar a Dimitri y Víctor vivos.