Capgras

Hola, soy Jorge.
Generalmente escribo estas cartas para recordar a mis conocidos y familiares y llegar a reconocerlos en un futuro. Seguramente te preguntarás por qué. Pues es que, según los médicos, sufro un trastorno neuropsiquiátrico que afecta a mi capacidad de identificación y eso hace que piense que una persona cercana a mí es una impostora. Este trastorno también es conocido como el síndrome de Capgras.
Entonces todas las veces que salgo de mi habitación solo veo a gente que finge ser otra, esto es muy duro para mí. Mirar a la gente y fingir que… que… que los reconozco, que sé que no son unos impostores. Simplemente, no puedo hacerlo y, por este motivo, evito salir de esta sala.
Vivo en un centro psiquiátrico en Madrid. Mis “familiares” me visitan de vez en cuando, pero yo suelo no dirigirles la palabra, ¡¡son dobles!! Y yo soy el único que lo ve.
No sé si de verdad estoy solo en esto, los expertos del centro no paran de repetirle a mis padres lo mismo, “su hijo no es el único, hay diversos casos en el mundo y estoy seguro de que le podremos tratar y al cabo de un tiempo su hijo no os mirará como si fuerais desconocidos”.
Lo más raro de todo esto es que actúan muy bien, de hecho, ayer mi madre me vino a visitar y como siempre me traía chocolate, cómics y fotos de paisajes. Me miraba como de costumbre y me decía que lo mucho me quería (aunque fuera una impostora), poco después me besaba y una lágrima asomaba desde sus ojos amenazando con derramarse. Yo sufría porque no era mi madre y la quería ver, pero por otro lado también por ella, sufre, llora… pero no puedo confiar en ella, aunque quisiera, mi mente me dice que no es quien dice ser.
Solía tener más amigos en el hospital psiquiátrico como Julia, ella era esquizofrénica (tenía unos trastornos mentales graves que hacían que tuviera una conducta extraña y que no percibiera la realidad como es). Al día siguiente de conocerla desapareció, bueno mejor dicho se suicidó. También estaba Luka, él tenía Párkinson (es un trastorno que hace que la cantidad de neuronas disminuya provocando que no seas capaz de hacer varias actividades) pero crearon un aparato, Activa RC, que lanza una leve estimulación eléctrica que bloquea algunas señales del cerebro. Resumiendo, que los únicos amigos que conocí, se han ido.
Hoy en día, no existe ningún remedio para este síndrome y aunque lo descubrieran, ya sería demasiado tarde para mí. Pero en un futuro me gustaría salir más allá de estas 4 paredes, y descubrir los inmensos misterios de este mundo. Pero antes de todo, tendrán que solucionar este pequeño caso entre miles. Porque que yo sepa, somos como partículas en este universo, que generalmente miran a otro lado en el momento en el que se les presenta un problema. Pero yo confío en que esto cambiará, si hemos podido definir que es la energía, que es la capacidad que tiene la materia de producir trabajo en forma de movimiento, luz, calor, etc. ¿Por qué no podemos solucionar este síndrome?
Así que, si estás leyendo esto, recuerda quién eres, de dónde vienes y para lo que puedes servir. Y sobre todo quiénes son tus familiares y amigos.
De: Jorge
Para: Alguien