Fobia

Mi misión era llegar al objetivo, solo podía usar medios de transporte, hubiera sido una misión sencilla si no hubiera tenido que enfrentarme a mi mayor temor, al que tendría que combatir y nunca había vencido, pero era mi única manera de llegar a mi objetivo. Era el último obstáculo, tendría tiempo de mentalizarme durante todo el recorrido. Y empecé esa gran misión.
Salí de casa y cogí el metro para llegar cómodamente hasta la casa de Juan, amigo mío desde parvulario. Ese era el objetivo de la misión.
Llegué a mi estación, bajé y me planté en el portal de la casa de Juan. Lo crucé y allí me encontré mi peor enemigo, la causa de todas mis pesadillas. Podría haber ido por las escaleras y haberme evitado el sufrimiento, pero estaba decidido a llegar a la casa de Juan en ascensor. El ascensor, el mayor de mis temores desde que con 12 años se averió uno yendo yo solo y me quedé atrapado toda la noche. Mis padres llamaron a la policía por mi desaparición pero no se les ocurrió mirar en el ascensor. Desde ese día no había vuelto a subirme a un ascensor. Me había preocupado de comprarme un piso en una planta baja. Y si iba a casa de alguien siempre iba por las escaleras. Pero ese día me había decidido a terminar con eso. Y abrí la puerta del ascensor, me dispuse a entrar. Pero empecé a temblar, no podía, empezaron a circular por mi mente imágenes de mi anterior experiencia con el ascensor. Cerré la puerta. Iba a subir por la escalera. No. Por el ascensor era por donde debía subir. Abrí la puerta y literalmente me lancé al ascensor. Caí al suelo y se cerró la puerta. Y allí me quedé. Solo dentro del ascensor. Me levanté del suelo y con gran decisión le di al botón cuatro. Cuarta planta. Y el ascensor empezó a subir. Pasó la primera planta. La segunda. Y empecé a sudar, me faltaba aire, necesitaba salir. Tercera planta. Lo estaba pasando realmente mal. Y finalmente se paró. Se abrió la puerta y salí. Misión cumplida, había vencido mi temor. Había completado un viaje sin problemas en el medio de transporte más seguro, el ascensor.