Turbulencias

¡Qué calor! Debe hacer cerca de unos 40ºC, ¿pero donde estoy?
Yo iba en un viaje de negocios a Singapur donde fui invitado para hacer una reunión sobre cambio climático, pero ahora esto no tiene nada que ver.
Parece que el avión cayó en el desierto del Sáhara en la frontera de Egipto cerca de la población, pero este se hallaba incomunicado.
Estoy sangriento i ya veo a mi avión entre la abundante arena, el avión esta en llamas y ¿como ha ocurrido este desastre? Ah… ya me acuerdo, me acuerdo de los movimientos intensos que sufrió el avión antes de caer en picado.
De la que me he salvado...
Fui a ver si no era el único superviviente y me dirigí hacia el avión con paso firme pero no muy deprisa porque no podía dar mas de mi. Estaba sediento y hambriento.
Entré en el avión que ya no estaba en llamas, pero cual rea el motivo por cuyas llamas se habían apagado? ¿se habían apagado de forma natural?, ¿ya no quedaba mas material para quemar?, lo dudo.
En la otra punta del avión vi una sombra que me aseguró que no era el único superviviente, esa sombra tenia la forma de un hombre ni delgado ni grueso de mediana edad y en buen estado de forma.
Era Roberto, otro asistente a la reunión que logró apagar el incendio, sobrevivir a este accidente y que si se puede llamar así, tuvo la misma “suerte” que yo.
Era un muchacho simpático, (aunque no era el momento de intercambiar tarjetas de contacto) trabajaba en una buena empresa en el sector, aunque no creo que esto le iba a servir de mucho para salir con vida de esto.
En la parte trasera del avión nos encontramos un carrito de las azafatas lleno de agua con gas y los típicos aperitivos que nos podían ayudar mucho en esta aventura. Esta misma parte trasera era la que menos había sido afectada por el accidente y la que se conservaba en mejor estado. En uno de los armarios se encontraba un teléfono satélite que nos ayudó a salir de aquel inhóspito lugar para encontrarnos con la población egipcia que ya tenía ganas.
El teléfono satélite nos comunico con el servicio de emergencias egipcio que vinieron en una hora mas o menos y nos sacaron de aquel insomnio.
También acudió la policía y un montón de coches de bomberos para sacar uno por uno los cadáveres de este terrible accidente aéreo.
Éste no era un avión muy grande, habían unas 80 personas y 2 supervivientes. Yo y Roberto.
No sobrevivió ningún miembro de la tripulación y nos salvemos yo i Roberto porque estábamos muy atrás en el avión y tuvimos ese toque de suerte que no sabes cuando te aparece en tu vida pero siempre acaba apareciendo.
Nuestra pregunta era ¿como pudo suceder este accidente?.
El avión se empezó a mover arriba y abajo bastante brusco. Estos hechos se llaman turbulencias y sucedió debido al desierto del Sahara que este año sufría unas temperaturas muy elevadas y eso provocaba unas corrientes de aire caliente ascendientes que a su vez provocaban unas corrientes de aire frío descendientes y nuestro avión viejo y mal cuidado no pudo aguantar esas fuertes corrientes.
En general es casi imposible abatir un avión con unas turbulencias ya que el diseño de un avión está hecho para aguantarlas, ¿y como es que nuestro avión no las aguantó?
Al cabo de unos meses se descubrió que este avión no había hecho la revisión de seguridad y alguna cosa falló. La compañía tubo que pagar una indemnización y cerró debido al gran gasto que hubieron que afrontar.