La Energia Solar

¡Qué calor! a 5500 grados centígrados los átomos de Hidrógeno y Helio no hacen más que chocar entre sí a gran velocidad, llegando a fusionarse y de esa forma fui creado, un pequeño fotón que entre tantos de los que se genera y se libera al espació exterior desde el núcleo del Sol, tuve la suerte de pertenecer a esa pequeña cantidad que nos dirigimos a la Tierra. ¡Qué planeta más bonito! A una velocidad de 299.792.458 metros por segundo, apenas distingues los planetas que vas dejando atrás. En 8 largos minutos tuvimos tiempo de dejar atrás 149,6 kilómetros en los solo pude ver pasar rápidamente dos planetas y un satélite. Al llegar la estratosfera, parte de nosotros nos reflejamos saliendo despedidos en diversas direcciones, otros continuamos avanzando y colisionando con nubes, gotas de agua, pájaros y finalmente montañas, mares, bosques, ciudades y desiertos… Después de un viaje por el espacio donde hace hay una temperatura de -270.3 grados centígrados, volvíamos a sentir una dosis pequeña de calor generado por nosotros.
Muchos de mis compañeros ayudaron a las plantas a hacer la fotosíntesis otros con el mismo propósito a las algas del mar, y otros como yo calentamos las superficies tanto de la tierra como del mar cambiando el clima allá por donde pasábamos. Cuantos más de nosotros hubiera concentrados en un lugar más calor hacía, y como a nosotros nos gusta el calor, pocos de nosotros íbamos a ir por ejemplo a los polos por eso hace tanto frio.
En mi caso, caí en una placa fotovoltaica que nos recolectaba para transformarnos en electricidad. Haciéndonos rebotar entre placas de silicio y haciéndonos pasar por cables de cobre que nos guiaban por todo el mundo, nos utilizaron para continuar “iluminando” este precioso mundo.
Es curioso que de un origen tan caluroso y caótico donde cada segundo se transforman 564 toneladas de átomos de Hidrogeno en 560 toneladas de Helio y 4 toneladas de energía, se beneficie todo un sistema planetario y en especial la Tierra. Gracias a nosotros los fotones los cuales tenemos que prepararnos durante 170 000 años para poder iluminaros un ratito.
De un “infierno” como el sol se genera un “paraíso” como la Tierra. Bien pensado el azul del cielo es gracias al Astro rey.
¡Qué frio!¡Que oscuridad!¡Donde estaríamos sin la Energía Solar!


FÍN