EL DOCTOR LOCO

Era un día como cualquier otro en nuestro pueblo, vivíamos en otro mundo, cada uno con lo suyo, unos jugando a pelota, otros nadaban en el lago, todo tranquilo hasta que llegaron ellos, unos sabelotodo que arruinaron nuestro pueblo con su egoísmo y sus ganas de vivir más y sin importar lo que pensaran los demás.
-Así me contaba Javier, un chico que se mudó en la ciudad hace tiempo y ahora es uno de mis mejores amigos.
Vinieron con dos coches negros y de este salieron dos hombres trajeados y otro con el pelo divertido y parecía un poco loco y sin decir nada se fueron a nuestro lago y empezaron a coger agua, después de esto, nos dijeron que éramos las personas que más vivíamos, aparte de estar apartados del tubo de escape y rodeados de naturaleza, era porque estábamos ingiriendo una bacteria, llamada la bacteria de la vida eterna que afectaba a nuestro sistema haciendo que no enfermáramos y con esto, vivir más.
-Después de esto, todos seguíamos igual, cada uno con lo suyo., como si eso no hubiera pasado aunque claro faltaba agua en el lago.
Pero fue de mal en peor, salían camiones de todos lados y empezaron a derrumbarlo todo, perdimos nuestro precioso pueblo y con eso nuestro hogar.
-Que paso con el doctor loco?
-Se inyecto la bacteria y no ha enfermado desde entonces, también dice sentirse más sano y fuerte pero creo que su locura acabara con él.
-Hay que ver que egoísta es la gente, solo por el beneficio de uno lo que hacen!