DIME MAMÁ

Dime mamá… ¿qué es vivir?

Vivir es un paseo. Un paseo que empieza en el momento en que desde la barriga de mamá empiezas a escuchar y sentir. Sientes la voz de los que te rodean y sientes su cariño así como su protección. Por eso se llora al nacer porque de repente te encuentras en un mundo distinto, frio y desconocido hasta que mamá te abraza para que vuelvas a sentir su cariño y protección que ya nunca más vas a dejar de tener.
Los lloros se convierten en risas junto a los amigos que vas encontrándote por el camino. Aquellos con los que compartes aficiones, bromas, secretos y temores.
Vivir es preguntarse sobre los cambios que comporta tu cuerpo y tu mente. Ser un niño con cuerpo de hombre y un hombre con mentalidad de niño. Será complicado pero juntos te ayudaremos y lo superaremos.
Tendrás que tomar grandes decisiones y saber qué es lo que quieres ser: arquitecto, futbolista, empresario, obrero o médico. Pero lo más importante es que aquello que elijas lo decidas tú. Las decisiones en la vida las tendrás que tomar desde la parte racional de tu cerebro pero no olvides a tu parte emocional. Utiliza el corazón.
Cuídalos, tu cuerpo y tu mente necesitan de ti. No los maltrates, dales alimentos sanos y practica algún deporte. Desarrolla tu mente y no dejes de cultivarla con juegos y estudio. Lee y memoriza. Tu vejez te lo agradecerá.

Encontrarás con quien compartir momentos más intensos e íntimos y quizás tendrás la oportunidad de vivir la más grande de todas las experiencias, el gran milagro de la vida.
Porque no olvides hijo que, como seres vivos, tenemos que cumplir con las tres funciones vitales, la nutrición, la relación y la reproducción. Si no somos capaces de esto, la vida desaparece y con ella los seres vivos.