La teoría

Las teorías, ese mundo en el que después de que tengas una idea, tienes que demostrarla y verificarla con una teoría o con una ley. ¿Pero de donde viene esa necesidad de entenderlo todo ya que si no lo entiendo no está bien? Pues amigos eso viene de hace muchos muchos años, en esos años la gente no tenía coches, ni electricidad, ni ordenadores, ni televisiones, no tenían nada de eso, solamente podían leer, escribir, pensar… Y fue en ese punto, el punto de pensar, en el que esa sociedad era tan brillante, se lo cuestionaban todo y se preguntaban constantemente si había alguna forma de mejorar o de entender mejor al mundo. No hacía falta hacer leyes, ni teorías, con tan solo una demostración ya estaba bien porque la gente lo podía entender, aunque no hubiera formula. Ya sé lo que estaréis pensando, ¿Entonces porque ahora tenemos formulas si antes no las necesitaban? Y la respuesta es simple, sí que lo necesitaban, eso si no todo el mundo, pero no para entenderlas mejor sino para ocultar los secretos de estas. Nadie alguna vez no ha pensado, ¿“Y porque escribimos las fórmulas en letras y no lo hacemos de forma completa?” Pues porque nos han llegado así para preservar sus secretos. ¿Y qué secretos? Bien, cada fórmula tenía un poder en esos años ya nombrados, ese poder hacia cosas sobrenaturales, por eso ese grupo de personas ocultaron ese poder dentro de las fórmulas evitando así que alguien la pudiera repetir por casualidad. Ese poder no podía caer en malas manos así que hay una fórmula la cual tiene el poder para destruir a todas las otras, se dice que quien la encuentre aprenderá el antiguo lenguaje de las fórmulas y obtendrá el poder para destruirlas eso si con el coste de su vida y la de todos sus seres queridos así que debemos asegurarnos de que no cae en malas manos ya que si así fuera nuestro esfuerzo habría sido en vano y todos esos años buscando al adecuado se irían al traste. Esta es la historia que ocultamos al mundo.

Firmado Atte.: Organización para el Entendimiento y Preservación de los Secretos de las Fórmulas.