big bang.

-¿ Veis eso que viene por la izquierda?.
- ¡Sí! Parece cómo una nueva estrella ¿no?.
- Ya veréis que será uno de esos satélites, como siempre.
- ¡Fijaos, por la derecha viene otro!.
- Saturno, aparta, ¡que no veo nada!.
- Chicos, se está aproximando.
- Marte, Venus, tened cuidado, ¡se dirige hacia vosotros!.
- ¡Dios!¡Creo que me he quedado sordo!.
- No seas exagerado, Mercurio.
- Pues se ve que tenemos otro miembro en nuestro sistema.
- Parece que ésta es “miembra”, Neptuno.
- Esperad, ¿Qué está apareciendo en ella? Parecen unos seres enormes, ¡Qué miedo!
- Tienes razón, Urano, ¡que dientes más grandes! Además hay algunos que tienen cuellos larguísimos, otros alas, ¡Y hay hasta algunos que se sostienen a dos patas!
- Mirad, ahora están apareciendo bichos más pequeños, que se sostienen a dos patas y se comunican entre ellos ¿Que deben ser?
- No lo sé, Júpiter, pero están evolucionando muy rápido, y parece que no le están haciendo nada Bueno a nuestra nueva huésped.
- Creo que aquí tenemos al tercer ocupante del Planeta Azul; los humanos metálicos.
- ¿De dónde habrán aparecido? ¡Son rarísimos!
- Me temo, Marte, que nunca lo descubriremos, porqué el globo se está haciendo pedazos.
- Pues tenías razón, Júpiter, porque ya no queda ni resto de nuestra amiga, los humanos esos la han destruido, se han autodestruido.
- Sí, que pena... me empezaba a caer bien.
- Ei, pero no os disgustéis, que me parece que por ahí vienen otros dos meteoritos más.