Neil Amstrong

NEIL AMSTRONG

Un día que todo el mundo iba a recordar, un hombre hace lo imposible.

Parece sencillo, pero pasaron muchos años y nadie pudo llegar a lo más alto, conseguir algo inesperado, mucha gente había fracasado en el intento y él, un hombre simpático, generoso y trabajador lo llegó a lograr.

Un 21 de julio de 1969 a las 2:56 gente de todo el planeta se puso delante de la televisión a contemplar lo que podía ser uno de los mayores logros que un humano podía llegar alcanzar.

Había gente que se reía de él, que se burlaban porque decían que lo que iba a intentar era una estupidez, que era muy complicado lograrlo, casi imposible, pero él se lo creía y no había nada que lo pudiera detener. No sabía si lo iba a lograr pero iba a luchar hasta el final para conseguirlo.

Llegó el momento, él sabía que solo había un 50% de que el aterrizaje saliera bien, pero él confiaba en esas posibilidades, él era una persona que lograba todo lo que se proponía. De pequeño nunca había imaginado que tuviera la oportunidad de poder conseguir lo que estaba a punto de lograr.

El día 16 de julio de 1969 cogió su Apolo 11 y despegó hacia la luna, cinco días de un duro trayecto… llegó. El aterrizaje fue muy complicado, había muchas rocas y a su gran Apolo 11 le quedaban veinte segundos de combustible, pero lo logró, pisar la luna, plantó su bandera, la de Estados Unidos.

Y a partir de ese momento queda marcado que un 11 de julio de 1969 Neil Amstrong pisaba la luna.
Amstrong ahora tiene 81 años y no cede ninguna entrevista, solo hizo una y el motivo fue porque su padre había sido contador público.





Albert Ramis
3r d’Eso C