Una vida más

Una vida más

Hace cinco años miraba entre los palos de hierro oxidado de las rejas de la cárcel. Vi morir a cientas como yo, entre ellas miles de bebés recién nacidos entre los restos de todo lo que te puedas imaginar. A los bebés macho se los llevaban llorando y no los volvíamos a ver más, y a las bebés hembras las encerraban en el recinto de al lado. Durante 5 o 6 años, todo depende del aguante de cada una, he oído desgarrarse de dolor miles y miles de veces a las mamás cuyos bebés arrancaban del ser más necesario para ellos en ese momento.
5 años duré yo, 5 años de horror, sufrimiento, violaciones, tortura y muchísimas muertes. De la que más me acuerdo es de la de la jaula de al lado, la de la derecha. Era muy inteligente, muy buena con todos, y muy sufridora. Se suicidó a los 4 años.

No soy muy rencorosa, la verdad. No te alarmes con lo que acabas de leer, o incluso puede que tu imaginación sea tan profunda que hasta te los hayas imaginado. Pues no me tiembla la voz al decir que todo este horror te pertenece. Gracias, de verdad, gracias por ser partidario de ello.

A los 5 años la empresa quebró, y nos destinaron a distintos lugares según el día bueno o malo que tuvieran los trabajadores. Muchas fueron mandadas al matadero, otras, como yo, tuvimos más suerte. Un santuario catalán nos salvó de la muerte. Vivo con mis tres hijos Tofu, Boira y Leo. Dos hembras y un macho, preciosos los tres.

La muerte de las vacas destinadas a la producción de leche no se produce de manera natural. Al igual que los terneros, las vacas son matadas cuando sus niveles de producción descienden. El deseo de vivir, de disfrutar de su vida y no padecer dolor no importan. A partir del cuarto día de nacer y hasta que pueden producir leche, a las terneras se les alimenta con lactoreemplazantes; debido a que la leche artificial es más barata que la leche natural.

Las vacas que producen leche son inseminadas artificialmente una y otra vez para que sigan produciendo leche. Todo el ciclo de embarazos está estudiado desde antes de que nazcan para que produzcan la mayor cantidad posible de leche. Su primer embarazo será a los dos años de edad. Todas las vacas son “descornadas” para evitar que se produzcan heridas al vivir en condiciones estresantes para ellas.
La vida natural de una vaca es de unos 20 años, pero las vacas utilizadas por la industria lechera suelen ser asesinados después de unos cinco años debido a que sus cuerpos se desgastan constantemente de estar embarazada o lactando.

Se necesita una enorme cantidad de agua para cultivar los cultivos para los animales para comer, limpiar granjas de fábrica sucia, y dar a los animales agua para beber. Una sola vaca usada para la leche puede beber 150 litros de agua por día y se necesitan 2585 litros de agua para producir sólo 3 litros de leche. Se necesitan más de 9000 litros de agua para producir medio kilo de carne, mientras que la producción de medio kilo de tofu sólo requiere 900 litros de agua. Luego nos preocupamos por las malas noticias sobre nuestra huella hídrica y ecológica.

El uso de la tierra para cultivar cultivos para animales es muy ineficiente. Se necesita casi 20 veces menos tierra para alimentar a alguien en una dieta basada en vegetales de lo que lo hace para alimentar a un carnívoro ya que los cultivos se consumen directamente en lugar de ser utilizados para alimentar a los animales.

Te invito a leer e informarte sobre la realidad de lo que comes y consumes. La industria nos ensenya animales felices vendiéndote su queso, leche, huevos, o su propio cuerpo, porque si en vez de ensenyar esos anuncios ensenyaran la realidad se crearía un drama mundial. Sé coherente, infórmate. Hay muchos motivos para replantearte tu estilo de vida.

Gracias por leer mi historia, la misma que la de muchos otros animales no humanos de este planeta.