¿Se puede viajar en el tiempo?

Hola me llamo Carla, ¿Nunca os habéis preguntado si se puede viajar en el tiempo?
Bueno, yo sí. Así que os voy a explicar mi experiencia:
Cuando tenía seis años vi una película sobre los viajes en el tiempo, me interesó mucho y le pregunté a mi padre si esto es posible, él me respondió que lo tendría que averiguar yo sola. Y aquí empieza mi historia.
Ese mismo fin de semana le pedí a mi madre que me llevara a la biblioteca para poder investigar. Ya allí, no fue fácil encontrar información sobre este fenómeno, ya que era tan pequeña que nadie me tomaba en serio.
Después de un mes investigando todos los fines de semana, encontré algo muy interesante. ¡Descubrí la paradoja de los viajes en el tiempo! Esta se explica de esta manera:
Se parte del supuesto de que un viajero viaje al pasado y mate a su abuelo antes de que éste conciba a su hijo (el padre del viajero). De esta manera este no habrá nacido y por extensión su hijo (el viajero) tampoco, entonces no podrá viajar al pasado para matar a su abuelo, su padre será concebido y el viajero también; de esta manera sí puede viajar al pasado y asesinar a su abuelo, pero no sería concebido, y así indefinidamente.
Esto me supuso una motivación para seguir interesándome por el fenómeno de viajar en el tiempo. Ya con catorce años era una experta sobre este tema, pero aun así, todos los días descubría algo nuevo.
Y llegó el día que encontré un artículo muy interesante, que cambió mi forma de ver los viajes en el tiempo. En él explicaban que se puede viajar en el tiempo solo con mirar el destello de una estrella lejana, ya que esta luz la proyectó la estrella hace millones de años luz (la cantidad de años que tiene el destello es igual a la distancia que hay entre la estrella y el observador). De la misma manera si una persona se coloca en esta estrella y observara la Tierra con un telescopio vería cómo era la Tierra hace millones de años.
En cuanto comprendí este descubrimiento fui corriendo a contárselo a mi padre. Nunca olvidaré ese momento cuando me dijo: ``Cariño has conseguido descubrir como poder viajar en el tiempo; desde el momento que me lo preguntaste esperaba con que llegara este día, para poder regalarte este telescopio y así tú podrás viajar en el tiempo todas las veces que desees.´´
Con dieciocho años realicé la carrera científica con una media de matrícula de honor. Ahora trabajo en un instituto científico en Inglaterra donde estamos investigando sobre este fenómeno. Y todas las noches utilizo el telescopio que me regaló mi padre y viajo en el tiempo.