¿Por qué mi hijo es azul?

Yurleidy Sabogal[1]
Yucely Puentes[2]
Liz Muñoz[3]

[1] Estudiante de Licenciatura en Química, Universidad Distrital (Bogotá, Colombia)
[2] Licenciada en Química, Universidad Distrital (Bogotá, Colombia)
[3] Profesora de Licenciatura en Química, Universidad Distrital (Bogotá, Colombia)

Aquella mañana como de costumbre, compartía el desayuno con Robert, conversamos de todo un poco y aunque mi estado de salud no era el más satisfactorio en ese momento decidí no tomarle importancia, Robert salió a su trabajo. Mi estado de salud no mejoraba por lo que tomamos la decisión con mi esposo de ir a nuestro médico personal el doctor Castellanos, luego de un par de exámenes de rutina el doctor ya tenía mi diagnóstico, se acercó con gran emoción y nos dijo con gran entusiasmo que esperábamos un bebe.

Pasado el tiempo y cuando nuestro hijo cumplió sus seis años de edad decidimos que fuera al colegio.
En sus primeros días de clase su comportamiento fue normal, sin embargo fueron pasando los días y su rendimiento académico fue empeorando, sus frecuentes dolores de cabeza y la falta de energía se hizo evidente en nuestro hijo; los síntomas aumentaron y aparecieron unos nuevos como el evidente retraso en el crecimiento y en su desarrollo, la fatiga y la dificultad respiratoria fue algo que nos alarmo a un más; pero sus inusuales manchas azules en la piel y uñas fue lo que detono nuestra decisión de llevarlo al médico.
Cuando nuestro hijo Jeremy fue examinado por el doctor castellanos, la enfermedad que padecía nuestro hijo era metahemoglobinemia, el doctor trato de ser más claro: En la sangre de todo ser humano, se encuentran los glóbulos rojos, en ellos su citoplasma está casi en su totalidad, ocupado por la hemoglobina, una proteína que se encarga de trasportar el oxígeno, y mostrándonos la estructura de dicha proteína, prosiguió: La hemoglobina, es una proteína de color rojo característico, que trasporta el oxígeno (O2), desde los órganos respiratorios hasta los tejidos, y el dióxido de carbono (CO2), desde los tejidos hasta los pulmones que lo eliminan.

Hemos llegado al problema dijo el doctor, el grupo hemo tiene otra estructura y sus glóbulos rojos no están en mayor parte constituidos por hemoglobina si no por “metahemoglobina”

El se inclino sobre el libro y con su pluma señalo en la estructura de la hemoglobina, el símbolo Fe(II), el hierro tiene estado de oxidación +2 , dijo; luego con su pluma se deslizo hacia la estructura de la metahemoglobina, y señalo Fe(III), y del mismo modo dijo: el hierro tiene estado de oxidación +3.
El doctor rompió ese silencio y prosiguió la metahemoglobina de Jeremy no es capaz de trasportar el oxigeno, a los tejidos como si lo hace la hemoglobina, esto por que siente afinidad por el oxigeno, esta afinidad existe debido a que en la metahemoglobina el estado de oxidación del hierro es + 3.

Ya que quede con muchas dudas decidí investigar y encontré que: “cuando un elemento, se une a otro elemento, el átomo tiene tendencia a completar en sus últimos niveles de energía una cantidad de ocho electrones, lo que se conoce como la regla del octeto, para así tener una configuración electrónica similar a la de los gases nobles y lograr una mayor estabilidad en sus cargas”
El estado de oxidación, se refería al número de electrones, que el átomo debe perder o ganar, a la hora de formar un compuesto, para completar en sus últimos niveles de energía, ahora bien acerca del signo “cuando el átomo necesita perder electrones, para completar su octeto el estado de oxidación, tiene signo positivo mientras que cuando debe ganar electrones su estado de oxidación es negativo”
En efecto, era verdad en el Fe2+ el hierro pierde 2 electrones, mientras que en el Fe 3+, este ha perdido 3 electrones, estos son los dos únicos estados de oxidación del hierro (Fe),
En el transporte del oxígeno ocurre una reducción, llamándose así reacciones de OXIDO-REDUCCIÓN”.
Fue en ese punto, en el que empecé a encontrar problemas con la hemoglobina de Jeremy, si en la metahemoglobina existe Fe3+, y este debe asociarse con el oxígeno, ¿a qué estado de oxidación pasaría?

La reacción no sucede: el Fe3+ al perder un electrón, quedaría con estado de oxidación 4+, que en realidad no existe ya que es muy inestable.

El doctor menciono diversos tratamientos sin embargo todos tenían sus contra-indicaciones, debíamos tomar la mejor decisión para el bienestar de Jeremy, el doctor se comprometió acelerar todo el proceso para el tratamiento lo más pronto posible, todo transcurrió con normalidad desde ese entonces y hasta el día de hoy, ya tiene 16 años termina su secundaria su decisión como carrera universitaria es la química aquella ciencia en la que hacía unos años atrás me había interesado para entender la enfermedad que padecía nuestro hijo Jeremy.

FIN.