Vida Cuántica

En esta sociedad que avanza tan rápidamente, existen corrientes y modas que nos impulsan
a lugares, retos y situaciones que no estaban en nuestras mentes o que simplemente no los
teníamos como meta, al igual los electrones de un material que viven en mar social regido
por la física, se comportan de forma muy parecida a los humanos, muchas veces y sin saber
por qué, un voltaje hace que éstos se agiten y viajen de un sitio a otro con una trayectoria
errática y torpe, como los seres humanos. En dicho movimiento y bajo los ojos de un
microscopio de efecto túnel, los electrones se ven lanzados a un nanocontacto, el cual es
un camino tortuoso, estrecho, lleno de obstáculos, como en la vida misma. Al igual que
los electrones las personas se ven arrastradas hacia un precipicio, retos, situaciones, cuyo
camino es minado de dificultades, las cuales hay que esquivar. En este viaje, las personas
o los electrones, deben llegar a su fin, pero justo antes de llegar al otro borne, en el caso de
los electrones, o en alcanzar su reto en el caso de las personas, partículas y seres humanos
se dan cuenta que para llegar a la meta, existe una gran dificultad que a modo de muro
infranqueable les imposibilita alcanzar su llegada. Es entonces, cuando la física cuántica
nos recuerda que existe un fenómeno llamado "Efecto Túnel" que consiste en la posibilidad
no nula de atravesar la barrera que nos obstaculiza.