Correr para volar, volar para ser libre.

Empiezo a correr, no tengo freno.

10 KM/H (BALLENA FRANCA, Eubalaena australis) .Vaya día. Estudios fallidos, en casa las cosas van mal. Indecisión. Confundo x con y, necesito oxígeno, necesito salir a la superficie.

20 KM/H (MAMBA NEGRA, Dendroaspis polylepis). Yo no tengo la culpa de nada. El estrés me hace atacar. Animales pacíficos somos fieros cuando comen de nuestro plato.

28,8 KM/H (MURCIÉLAGO PESCADOR, Noctilio leporinus). Cómo puedo haber tardado tanto en darme cuenta: aunque salga de la cueva es imposible que el sol me ciegue, los ojos para mi son órganos vestijiales. No todo lo que hicieron mis antepasados me es útil hoy en día. La historia no siempre se repite. Inténtalo.

50 KM/H (ANTÍLOPE RUANO, Hippotragus equinus). ¿Hace cuánto que no aprovecho una mañana? Organización, planificación y la meta está más cerca. No me pienso rendir.

75 KM/H (LIEBRE COMÚN, Lepus europaeus). Sé que me buscan, que estoy cotizado, pero dejar que el miedo controlara mi vida lo único que haría sería hacerme caer en un error. Discrección. Sigilo. Hay que hacer las cosas bien. Nada más.

90 KM/H (TIGRE SIBERIANO, Panthera tigris altaica). Hoy por hoy quedan pocos de mi especie, pero eso no es un problema. Somos soñadores. Somos fuego. Sé que solo necesito correr para que todo vaya bien, ya era hora de olvidar todo.

115 KM/H (GUEPARDO, Acinonyx jubatus). Si no alcanzo mi objetivo en un determinado periodo de tiempo es que algo he hecho mal. Vuelvo a empezar con más ganas que la anterior. Yo sé que puedo hacerlo. Ahora todo va bien, tengo todos mis sueños en la palma. El globo terráqueo me dura 349 horas, imparable. ¿Quién dijo imposible?

Freno poco a poco y pienso qué tal ha ido la jornada. Estoy cansado, pero si a la hora de acostarte no caes redondo significa que has desaprovechado un día, y ese es un lujo que no me puedo permitir. Hoy lo he vuelto a hacer, he ido tan rápido que hasta los nexos me han sido innecesarios.