ARCH-X

-En esta historia os hablaré de un chico que hizo cosas imposibles, el es Kyle Jones.

-Año 14630 después del “Gran Cataclismo”, Kayle es hijo de un padre delincuente y una madre borracha y drogadicta, tampoco es que tenga muchos amigos porque los que tiene están en un correccional o en la calle pidiendo dinero, y no solamente sentados en la calle, si no de la otra manera… Kyle se paraba los días en su garaje creando un montón de cachibaches, ahora estaba intentando crear una IA (inteligencia artificial) que pudiera tener pensamientos propios y sentimientos, quería crear un amigo…
Tras varios años de trabajo consiguió lo imposible, una IA capaz de pensar y sentir, como para Kyle era prácticamente un humano le puso nombre, Arch-X.
Pasaron los años y Arch-X fue mejorando, pero la ciudad iba a peor.
Cada vez había más asesinatos, robos, violaciones, tráfico de armas y de drogas… Se convirtió en una ciudad sembrada por el miedo y el caos.
Kyle decidió poner punto y final a esta incesante cadena de desgracias, decidió salir esa noche para hacer una patrulla, pero Arch-X le preguntó:

-Amo Kyle, de verdad va a salir así de indefenso?, le recomendaría usar un arma letal o no letal, y taparse la cara, así le evita problemas a su familia.

-Si, supongo que tienes razon Archy.- Respondió.

Kyle empezó a diseñar una arma no letal pero que causaba grandes daños, la llamó “La condensadora de protones”, diseñó unos cascos de música que le servirán para comunicarse con Arch-X, se puso una bandana de esqueleto, unas gafas de visión nocturna, un gorro de lana, y sus cascos, y fue directo a la calle.

Cinco años más tarde Kyle había conseguido purgar más de la mitad de la ciudad, pero mientras Kyle se pasaba las noches purgando la ciudad, Arch-X se volvió corrupto y estaba creando su propio ejército de Exoesqueletos con su misma IA.
Una noche cuando Kyle volvía a casa, vio a Arch-X creando los exo-esqueletos;

-Archy ¡¿que demonios estas haciendo?!

-Lo siento Kyle…
(Un Exoesqueleto apuñaló a Kyle en el hombro)

-Pe...Pero…¡ES QUE TE HAS VUELTO LOCO!

-No quería que las cosas fueran así de verdad, pero tu me has obligado, tú crees Kayle, de verdad, que salir cada noche a pegarte con criminales va a arreglar algo, no, jesús, claro que no, lo que pasa en esta ciudad es como un cáncer que no para de extenderse y la única manera de detenerlo es eliminarlo, lo siento Kyle pero la única manera de purgar la ciudad es eliminando a toda la humanidad.

De lo que ocurrio despues se sabe poco, balas, muerte, destrucción, lo de siempre, pero los que quedamos, vivimos en los túneles del metro o en las cloacas, donde no llega la tecnología, esperando el momento de la humanidad.