Todo pasa

Es un día normal, como todos, hace mucho calor fuera, el día es soleado y con algunas pequeñas nubes blancas que recubren partes del cielo azul.
Empiezo a cambiarme de ropa porque tengo que ir a entrenar. Hemos decidido que me recogerá mi mejor amiga, Molly, dentro de media hora. Abro el armario y escojo una camiseta de tirantes blanca con los bordes rosas, unos pantalones cortos para hacer deporte y finalmente unas bambas grises. Una vez preparada me hago un coleta de manera que el pelo me quede bien recogido. De golpe suena la bocina del coche de Molly. Salgo disparada para bajo y subo.
El trayecto no dura mucho y nos pasamos todo el tiempo hablando del colegio. Cuando llegamos saludamos a nuestras compañeras del equipo y el entrenador ya empieza a mandarnos que empecemos a correr.
Hace un calor insoportable pero tenemos si o si que entrenar porque el sábado tenemos un partido muy importante.
Empezamos a correr dando vueltas por todo el larguísimo campo de fútbol. Cuando nos vuelve a llamar la atención el entrenador, nos chilla: 20 flexiones y cuando acabéis volved a correr.
Acabo de hacer las flexiones y empiezo a correr al lado de Molly. De golpe me estoy mareando mucho, me hace un dolor al pecho y al brazo izquierdo que no aguanto, estoy sudando y me cuesta muchísimo respirar, hablo con ella y nos sentamos al suelo, a la hierba artificial que está quemando como fuego, pero no puedo mas, no me puedo ni mover. Molly chilla al entrenador que este viene corriendo, me ayudan a levantar y enseguida llaman a una ambulancia. Al cabo de unos minutos, me suben a la camilla y me acompaña el entrenador y Molly dentro, y las otras compañeras se quedan entrenando con un grupo mas bajo que el nuestro.
Llego al hospital y me ingresan allí, todo en general ha sido un infarto, por un momento pensaba que mi vida acababa, no sentía ni la voz de mi amiga, me sentía fatal, sin fuerzas.
Se abre la puerta de la habitación a la que estoy, 101, y viene mi madre corriendo hacía mi, me da el abrazo mas fuerte que nunca y un beso. Entra un medico y me dice que me tendrán que hacer unas cuantas pruebas del corazón. Me trasladan a otra cama y me llevan a la sala donde me harán todas esas pruebas.
En verdad tengo miedo, de que me digan una mala noticia cuando acabemos de todo esto, pero voy a ser fuerte y se que me saldré de todo.
Cuando porfin acaban y me vuelven a la habitación, estoy cansada y tengo muchas ganas de dormir. Me quedo dormida en uno de los sueños mas profundos hasta que siento mi madre que me acaricia el pelo y me agarra la mano. Se que mi madre está preocupada por mi porque lo siento, las dos tenemos miedo pero se que nos afrontaremos a todo esto ya que mi padre se fue cuando yo tenía cinco años. La vida nos hace obstáculos en medio pero luchando todo se pasa y sobretodo si eres fuerte.
Se abre la puerta y viene el medico de antes, empieza a decirnos que he tenido un problema en la válvula que ha empezado a funcionar mal y que tengo
valvulopatía y que me tendrán que poner una válvula nueva.
Mi madre y yo nos miramos me coje de la mano y vulevo a cerrar los ojos soñando en un sueño donde los perros eran gatos y los hipopotamos eran elefantes.