Un virus de otra galaxia

Hola, mi nombre es Alfredo y soy miembro de un grupo de personas que no están infectadas por el virus. Nuestra misión es encontrar una cura.
Hace un año los científicos encontraron en el espacio un enorme meteorito procedente del cinturón de Kuiper que se encuentra más allá de la órbita de Neptuno. En él se encuentran los asteroides más grandes. Los científicos creían que el meteorito pasaría cerca de la Tierra pero sin entrar en su campo gravitacional. Predijeron que se podría ver desde toda la Tierra. En España sería visto a las 12:15 horas de la mañana. Pero por desgracia los científicos estaban equivocados y el meteorito impactó en la Tierra. El impacto ocurrió en una zona muy poblada de la Tierra, India.
La gente creía que era sólo un meteorito, pero estaban equivocados. No había matado a nadie y había que retirarlo de allí. Todo el mundo quería comprar un trozo de meteorito por lo que se vendió por todo el planeta. Pero fuimos unos ingenuos ya que nos pusimos a investigarlo y no nos dimos cuenta de que contenía un terrible virus que afectaba a todo el sistema inmunológico, destruyendo las células defensivas del organismo, quedando expuestos a todo tipo de enfermedades.
La población podría morir de un simple resfriado. Al no haber vacunas para esa enfermedad no podíamos usar la respuesta inmunitaria específica. El problema era que si te contagiabas de la enfermedad no lo contabas y por tanto, la respuesta inmunitaria inespecífica no servía para nada. Solo había una opción pero era muy arriesgada. Primero había que seleccionar gente con un ADN muy distinto unos de otros para que pudiera continuar la raza humana con normalidad. El segundo paso era construir un gran espacio con diferencia de biomas para poder vivir de forma autosuficiente y sin contacto con el exterior. Por suerte, yo fui seleccionado para poder vivir en ese lugar. Contaba con todo tipo de comodidades, granjas, viviendas, fuente potabilizadoras de agua, campos de cultivo, etc. Las personas que vivimos ahí estábamos ordenadas por facciones y realizabas actividades diferentes.
Como no habíamos conseguido una cura había que salir al exterior y capturar a un humano que estuviera infectado por el virus y poder observarlo para conseguir una cura. Cuando salían al exterior los científicos tenían que salir escoltados por la seguridad del recinto y tenían que tener puesto un traje especial para no ser infectados. Lo más difícil era capturar al espécimen vivo. Una vez capturado lo subieron a un camión y lo llevaron de vuelta al emplazamiento, pero antes tenían que desinfectarse. Una vez allí lo llevaron al laboratorio para poder investigarlo y conseguir hallar una cura.

Al cabo de unas cuatro o cinco semanas, no lo recuerdo bien, la cura ya estaba casi completa y sólo faltaba probarla con algún infectado, que era lo más difícil ya que la vacuna se tenía que poner directamente en la arteria aorta para que viajara lo más rápido posible por todo el organismo.
Pasados 2 días el sujeto volvió a la normalidad, ya tenía defensas y podía crear anticuerpos. La vacuna del virus ya estaba fabricada. Quedaba fabricarla en serie y que todas las personas del planeta quedaran inmunes o con el virus erradicado de su organismo. Una vez producida la vacuna debía ser aplicada a todos los seres humanos. El protocolo sería el siguiente: se iría aplicando a la gente de menor edad y así hasta alcanzar a la persona más anciana y una vez todos divididos habría otros subgrupos dependiendo del mes en el que se había nacido. La cura fue todo un éxito ya que toda la población estaba curada e inmune en tan sólo 2 meses.
Ahora tocaba defenderse de futuras amenazas. Así que todos los países decidieron trabajar juntos para construir un arma de defensa contra los meteoritos y sería construido en medio del espacio. Al acabar la obra la Tierra quedaría protegida de futuras amenazas. Al trabajar todos juntos se eliminaron las guerras y el uso de combustibles fósiles. Se empezó a apostar por las energías renovables y cada país era autosuficiente y no dependía de otros países para poder subsistir. Se frenaría el calentamiento global y el aumento del nivel del mar. Al pasar unos años la Tierra era un lugar limpio, sin caza furtiva y no peligraba la desaparición de las especies. Se hicieron grandes avances científicos en todos los ámbitos: se descubrió la cura del cáncer, desapareció la radioactividad de la central ucraniana de Chernobil, había una colonia humana en Marte. Cada país tiene un trozo de la superficie marciana para que no ocurran disputas entre gobiernos, se han eliminado las armas y la corrupción ha desaparecido.
Ahora la Tierra es un lugar ideal para vivir en él, no como lo era hace 30 años.