Fusionador de Elementos

Mi vida era aburrida, todos los días eran iguales, no había nada que hacer en el año 2121. Ahora lo único que puedes hacer es intentar inventar algo útil. Mi mejor invento, el Fusionador de Elementos modelo UV-2000. Con él puedo recoger los cuatro elementos básicos para crear vida.
Pero un día, ocurrió lo peor. La contaminación había influido de tal manera en la atmósfera terrestre que provocó que la órbita del planeta se deformara. Seguramente en unas horas Marte chocaría contra la Tierra. Este accidente fue declarado emergencia mundial y recomendaron a los habitantes del planeta ponerse las gafas especiales que creó mi tío que se utilizan para tener un campo de fuerza alrededor de tu cabeza y que crean oxígeno mezclando átomos.
Por fin, algo que hacer, sabía que tenía que repoblar el planeta con bosques, ríos, mares, montañas y vida… Mientras esperaba a que los planetas chocaran me dispuse a iniciar el PCCM, Programa Contra Catástrofes Mundiales. Fue un poco improvisado pero serviría. Constaba de seis puntos:
Primero, preparar todo el material necesario para utilizar el fusionador. Segundo, sobrevivir al impacto. Tercero, encontrar agua. Cuarto, encontrar tierra. Quinto, hacer fuego. Sexto, crear aire. Esto es lo más difícil, tengo que emplear el Mezclador Molecular y juntar por lo menos los gases más importantes, por si acaso me llevaré una muestra de aire de ahora mismo que aún hay atmósfera con oxígeno.
Lo tenía todo preparado, ahora tenía que esperar el impacto, punto primero conseguido. Por la televisión retransmitían el choque. Tres, dos, uno… un ruido estremecedor agitó fuertemente la Tierra. Por la ventana pude ver muy a lo lejos como una sombra enorme caía sobre el continente. En ese momento la pared se derrumbó por la onda expansiva y me empujó contra el armario. Punto dos conseguido, había sobrevivido.
Cogí mis cosas, me despedí de mis padres y les dije que volvería en unos días. Al salir todo lo que pude ver eran muchas llamas. Edificios destruidos y nada verde, toda la vegetación había desaparecido. Me costaba respirar, conecté mis gafas, mucho mejor…
Llegué a un lugar donde estaban haciendo obras. Quedaba una excavadora que funcionaba. La encendí e intenté hacer un agujero lo más profundo posible. Al final, llegué al agua. Estaba sucia. La filtré y la metí en un bote de muestras para juntarlo con los demás en el fusionador. Punto tres conseguido.
Par encontrar tierra lo más fácil sería irme a Almería. Encontraría rápidamente tierra o arena, que también funciona con mi fusionador. Una vez allí, me dispuse a buscar tierra. Entre muchas rocas encontré un agujero en el que no había mucha arena pero la suficiente como para que funcionara.
Para hacer fuego saqué el mechero antiguo que usaban más o menos en el año 2016 que me regaló mi abuelo. Como decía lo tradicional es mejor que lo moderno. En este caso no, a lo mejor el mechero era demasiado antiguo, no tenía gas. Ahora tendría que encontrar sílex y acero para producir fuego. Acero ya tenía. La mayoría de objetos que guardaba en mi bolsa tenían acero. Pero me faltaba sílex. La verdad, no sabía dónde encontrarlo. Me acordé de que mi madre tenía una colección de minerales en la que podría estar ya que me dijo que tenía cuarzo, que pertenece al mismo grupo de minerales que le sílex. Tras mucho buscar al fin lo encontré. Realicé la “maniobra para encender fuego con piedras” y después de muchos intentos tuve éxito, ¡ya tenía fuego! Para guardar el fuego en el bote de muestras utilicé el Capturador de Elementos que reducía la llama de fuego a una píldora color rojo mucho mejor para transportar y no quemarte. Ya solo quedaba el aire.
Pensé que como ya tenía la muestra de aire sería fácil “capturarla” en la píldora. Pero en vez de poner el Capturador en su función principal lo puse en modo ELIMINAR O2. No me lo podía creer, había eliminado todas las opciones que tenía de crear aire. Estaba tan enfadado que me quité las gafas y las lancé contra el suelo. Me costaba respirar, y ahí tuve la solución. Por suerte no se habían roto. Me las volví a poner pero esta vez coloqué el Capturador dentro del campo de fuerza de las gafas. Cuando empezó a salir oxígeno conecté el aparato y conseguí tener una píldora de oxígeno. Con el Mezclador Molecular junté la muestra de aire y la píldora y obtuve aire.
Ya solo quedaba confiar en que el fusionador funcionara. Coloqué los botes en la máquina y esperé. Entonces una bola de energía que era vida explotó contra la Tierra y se crearon los bosques y los ríos y montañas con nieve. Por fin la tierra era como antes.